La Junta teme un "trasvase de incidencia" COVID de otras CCAA a Castilla y León

La Junta teme un "trasvase de incidencia" COVID de otras CCAA a Castilla y León

|

Con el decaimiento del estado de alarma a las 00.00 horas del próximo domingo, 9 de mayo, decaen las restricciones que afectan a derechos fundamentales, como las restricciones de movilidad y el toque de queda. Así pues, a partir de ese momento desaparece el confinamiento perimetral de Castilla y León. La Junta prevé un "trasvase de incidencia" de casos de COVID de otras comunidades autónomas a Castilla y León.


A juicio de Francisco Igea, vicepresidente y portavoz, el fin del estado de alarma se traducirá en una mayor movilidad y, por tanto, en una "homogeneización" de los contagios en todo el territorio español.


Igea ha explicado, además, que la Junta no prevé por el momento confinar provincias que tengan elevada incidencia: "No puedo confinar Burgos y no confinar Soria o Ávila", dos provincias que limitan con Madrid, con una tasa cercana a 400 casos por cada 100.000 habitantes, "no tiene sentido". 


El vicepresidente ha señalado al Gobierno como responsable de que no haya confinamiento y, en general, de la gestión de la pandemia. "El delegado del gobierno ha dicho que no puede haber confinamiento y, en ausencia del estado de alarma, no se pueden limitar derechos fundamentales, ya lo ha dicho el Tribunal Supremo". Con las atribuciones que le quedan a la Junta tras el fin del estado de alarma, la Junta podrá perimetrar municipios, entidades y edificios públicos.