​Los daños por el incendio en el retablo de la iglesia de Balboa no superan el 5% de la superficie

​Los daños por el incendio en el retablo de la iglesia de Balboa no superan el 5% de la superficie

La Diócesis de Astorga y la parroquia de Santa Marina de Balboa darán “los pasos necesarios” para recuperar “cuanto antes” el templo
|


La intervención de los bomberos de Ponferrada en el incendio registrado en la madrugada de este martes en la iglesia de Santa Marina de la localidad berciana de Balboa han permitido salvar el 95 por ciento del retablo del templo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), según la Junta. Técnicos de la Unidad de Gestión de Riesgos y Emergencias de Patrimonio Cultural de Castilla y León (Ugrecyl) se desplazaron hoy al lugar para valorar los daños y proceder con las medidas urgentes.


La reciente restauración del retablo en el 2011 es otro factor que ha contribuido a disminuir la vulnerabilidad del elemento y contribuir a que los daños hayan sido menores, señalan fuentes autonómicas, que recuerdan que ya estaba contratado un diagnóstico sobre diversos edificios BIC de la zona, que se va a aprovechar para iniciar este estudio a la mayor brevedad, y analizar el edificio y todos lo bienes muebles del interior, incluyendo las instalaciones, de forma que sirva de hoja de ruta con propuestas de intervención y valoración económica.


"Pasos necesarios" para recuperar el templo



El párroco de la iglesia de Santa Marina de Balboa (León), Antonio Ferrer Soto, se mostró este martes “consternado” por el incendio ocurrido en el templo y que ha destruido parte del retablo mayor de la misma, cuyas causas “están todavía por aclarar” y trasladó que tanto desde la parroquia como desde la Diócesis de Astorga se darán “los pasos necesarios para recuperar cuanto antes el templo”.


Ferrer Soto reconoció la labor de los Bomberos de Ponferrada “por su rápida y eficiente actuación”, así como la de un vecino que fue quien dio aviso a emergencias. De igual forma, puso de relieve la “total disponibilidad de Patrimonio para a la mayor brevedad posible restaurar los daños causados por este desafortunado accidente” cuyas causas investigan especialistas y para lo que “se ha puesto a su disposición todo lo necesario”.


El fuego se declaró poco después de las 5 horas, según informaron los Bomberos de Ponferrada, que tuvieron que forzar la puerta para acceder al interior de la iglesia. Los efectivos de la lucha contra el fuego retiraron varias piezas del altar mayor y las sacaron al exterior del templo para evitar que las tareas de extinción provocasen más daños. Además, emplearon la menor cantidad de agua posible para sofocar las llamas, que se concentraron en una franja vertical de la parte izquierda del retablo mayor.


El fuego también afectó directamente al zócalo inferior del retablo y a la alfombra del altar, por donde se sospecha que se pudieron propagar las llamas. Además, las altas temperaturas y el humo, que llegó a inundar totalmente la nave, dañaron en menor medida otras zonas del templo. Las labores de extinción y de ventilación de la iglesia se prolongaron hasta las 9 horas.


Declarada como BIC


De origen románico, la iglesia de Santa Marina de Balboa está dispuesta en una sola nave, con una cabecera compuesta por un ábside semicircular, separado del resto de la nave por un arco toral de medio punto. El templo, tal como se conoce actualmente, es fruto de tres fases constructivas que se remontan al siglo XII o a principios del XIII. La segunda fase, en la que se modifica la estructura románica y se comienza a construir la torre, se llevó a cabo durante el siglo XVI, mientras que la tercera fase, en la que la iglesia tomó su actual configuración, se produjo entre el siglo XVII y principios del XVIII.


El retablo mayor, donde se concentraron las principales afecciones, es obra de Lucas Formente en el año 1575 y supone uno de los principales motivos por los que el templo obtuvo la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) en junio del año 1993.