El PSOE reclama la creación de un Museo Histórico Municipal de la ciudad de Salamanca
Concejales del Grupo Municipal Socialista

El PSOE reclama la creación de un Museo Histórico Municipal de la ciudad de Salamanca

Los socialistas piden que el Ayuntamiento inicie durante esta legislatura los trámites necesarios para ponerlo en marcha con el fin de preservar el patrimonio y convertir el espacio en un atractivo de primer orden
|

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca pide iniciar todas las gestiones necesarias para la creación de un Museo Histórico Municipal durante la presente legislatura con el objetivo de que esta propuesta, que llevará a la sesión plenaria de este viernes 7 de mayo, sea una realidad cuanto antes y contribuya a divulgar, conservar y estudiar el patrimonio de la ciudad.


Salamanca carece de un espacio museístico donde centralizar y exponer su evolución histórica a lo largo de los años, una asignatura pendiente por parte del Ayuntamiento, como lamentan los socialistas. Para abordar la situación, proponen impulsar esta iniciativa de manera definitiva y consensuada con el resto de grupos políticos con representación municipal, de tal manera que se convierta en un destacado recurso social y cultural que ayude a consolidar la identidad de la ciudad y, al mismo tiempo, se configure como un atractivo turístico de utilidad para la dinamización de la economía local.


En esta línea, los concejales del PSOE piden avanzar en la consecución de un museo de estas características, con fondos propios o en colaboración con otras administraciones y con el apoyo de especialistas en la materia para garantizar el rigor histórico y museístico. Se deberá buscar una ubicación y edificio que pueda destinarse a este fin, tenga valor patrimonial y estancias suficientes para albergar una exposición permanente, colecciones ya existentes y nuevas adquisiciones con el objetivo de seguir incrementando sus fondos.


Además, el futuro Museo Histórico Municipal también debe plantearse como un espacio en el que desarrollar funciones de interpretación e interacción con la ciudadanía, acoger un laboratorio de conservación y restauración, estudiar las diferentes colecciones, así como diseñar y llevar a cabo actividades culturales, educativas y formativas dirigidas a diferentes públicos y colectivos de la ciudad de Salamanca.


Por otra parte, el Grupo Municipal Socialista recuerda que el 18 de mayo, como cada año desde 1977, el Consejo Internacional de Museos (ICOM) organiza el Día Internacional de los Museos, una fecha señalada para concienciar sobre la importancia de estos espacios para el intercambio y el enriquecimiento cultural y, en este caso, considera que sería una ocasión idónea para celebrar que el Ayuntamiento de Salamanca apuesta por la preservación y puesta en valor del patrimonio mediante el compromiso adquirido en el próximo Pleno de crear un Museo Histórico Municipal en la ciudad.


Asignatura pendiente


La ciudad de Salamanca tiene una historia con más de 2.000 años de antigüedad vinculada a la historia universal. Su tradición humanística y la riqueza de su patrimonio histórico-artístico propiciaron su nombramiento en el año 1988 como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, recibió el título de Capital Cultural Europea conferido por el Consejo y el Parlamento Europeo en el año 2002 y es también un referente mundial en la enseñanza del castellano. Sin embargo, a pesar de su carga histórica y de estar íntimamente ligada a la cultura y a la educación, carece actualmente de un Museo Histórico Municipal que realice un recorrido desde sus orígenes para mostrar su evolución.


El Palacio Episcopal pretendió cumplir las funciones de un centro museístico de la ciudad custodiando, recopilando y conservando algunas obras de gran interés que conforman la historia de Salamanca, fundamentalmente de los siglos XVIII y XIX. Este edificio se mantuvo en manos municipales durante 18 años a través del convenio firmado entre el entonces alcalde Jesús Málaga y el obispo Mauro Rubio en el año 1983 por el que el uso del inmueble se cedió al Ayuntamiento de Salamanca a cambio del aprovechamiento urbanístico de la superficie y de revertir el mal estado en que se encontraba.


La construcción fue restaurada en profundidad y posteriormente albergó dos museos y dos archivos, el diocesano y el municipal, pero en el año 2002 el alcalde Julián Lanzarote, en nombre del Ayuntamiento, devolvió el Palacio al obispado sin ninguna compensación, retirando de sus instalaciones los fondos municipales del museo y del archivo, que fueron trasladados provisionalmente a un espacio alquilado en el convento de las Claras.


Por otra parte, el edificio del Cerro de San Vicente fue en un principio destinado a albergar el Museo de Historia de la Ciudad de Salamanca de cara a la celebración de la Capitalidad Cultural del 2002. Se invirtieron cuatro millones de euros financiados por el Gobierno de España, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento. Sin embargo, permaneció cerrado al público durante catorce años y en 2016 la Junta, en colaboración con el Consistorio, instaló una pequeña exposición sobre el yacimiento en el que se levanta, la Vía de la Plata y el desaparecido Convento de San Vicente.


Entre los documentos que forman parte de los fondos municipales se encuentran la réplica de la bula de beatificación otorgada a favor de San Juan de Sahagún, el acta de pacificación de los bandos salmantinos, planos, carteles, proyectos urbanísticos, maquetas como la de madera de cedro realizada por García de Quiñones, objetos personales del duque de Wellington, las medallas del músico Tomás Bretón, los pendones de la ciudad, obras pictóricas o restos arqueológicos hallados en varias excavaciones, entre otros muchos, y que son propiedad del Ayuntamiento de Salamanca.