Alumnas de secundaria conocen la labor de seis científicas de la Universidad de León a ritmo de moralejas y cuentos

Alumnas de secundaria conocen la labor de seis científicas de la Universidad de León a ritmo de moralejas y cuentos

|

La moraleja del cuento de Tony Ross, ‘Yo quiero ser…’, sirvió ayer de arranque de la mesa redonda ‘Yo quiero ser…¡investigadora!’ organizada, en formato online, por la Fundación ASTI dentro de su programa STEM Talent Girl con el fin de acercar a alumnas de Secundaria la labor investigadora de seis científicas de la ULE. Ana Castañón (ingeniería de Minas), Gracia Merino y Pilar de Frutos (Veterinaria), Hilde Pérez (ingeniería Industrial), Adriana Suárez (Matemáticas) y Covadonga Palencia (Física), detallaron su trayectoria desde que tuvieron que decidir qué carrera universitaria estudiar, hasta llegar a la tarea investigadora en la que están inmersas en la actualidad.


Adelina Rodríguez, directora de la Unidad de Igualdad de la ULE, actuó de moderadora y fue precisamente ella quien se refirió a ese cuento protagonizado por una niña que busca respuestas sobre qué ha de ser ella en la vida. “Esta historia nos habla de la importancia de ser uno mismo y a vosotras que estáis a las puertas de la universidad, os puede servir para que no descartéis estudiar aquello que a priori os puede parecer un sueño y que no es posible. Todo es posible si uno se lo propone”. A continuación, cada una de las investigadoras explicaron aspectos que les ayudaron en su elección y formación académica, desde referentes familiares a trabajos ocasionales que despertaron pasión por la docencia o las estancias en el extranjero que, para todas ellas, han sido “experiencias muy enriquecedoras”.


El programa STEM Talent Girl de la Fundación ASTI en colaboración con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León trata de visibilizar el papel de la mujer en los campos STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), y mantiene actividades con el reto de acercar estas disciplinas y romper los estereotipos de género. Uno de los principales objetivos es crear en las alumnas de secundaria referentes en los que inspirarse a la hora de decidir, sin sesgos de género, los estudios universitarios que quieren realizar.


En sus respectivas intervenciones, las científicas de la ULE animaron a la treintena de jóvenes conectadas a la sesión a no tener miedo a elegir una carrera de ingeniería, a ser versátil y trabajar en lo que les guste, a salir al extranjero para avanzar en formación y a decidirse por estudios de estos campos STEM “porque necesitamos talento femenino”. Además, para constatar ese reclamo de chicas jóvenes en el campo de la ciencia, las investigadoras recordaron un estudio de la Organización Mundial del Trabajo en el que se demuestra que “la igualdad en las organizaciones repercute en una mayor innovación, eficiencia, productividad y beneficios para las empresas”.    

                  

Tras un breve debate, Mª Dolores Alonso-Cortés, Vicerrectora de Relaciones Institucionales y con la Sociedad, concluyó el encuentro agradeciendo la participación de las investigadoras y recordando a las jóvenes que la Universidad de León “es un buen sitio para pensar en iniciar la profesión de investigadora. La idea de esta jornada es que veáis la investigación como una vía de futuro, si sois personas inquietas y curiosas, contemplad la carrera investigadora”.