La Hostelería de Valladolid pide reabrir el interior este lunes ante una "situación de extrema gravedad" y el descenso de la incidencia

La Hostelería de Valladolid pide reabrir el interior este lunes ante una "situación de extrema gravedad" y el descenso de la incidencia

Reitera que seguir cerrados "no arregla nada" e insiste en que sus locales son seguros y no son foco de contagios
|

La Asociación de Hostelería de Valladolid pide a la Junta de Castilla y León que acuerde, en la reunión de este lunes, la reapertura de los interiores de bares y restaurantes de la ciudad dado que la incidencia acumulada es de clara tendencia al descenso y ante una “situación de extrema gravedad” en el sector.


En tal sentido, explica en un comunicado que a día de hoy, 30 de abril, la incidencia acumulada sitúa a la capital en 163 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, como recoge la web de la Junta, lo que entiende como “una clara tendencia al descenso desde hace días”.


“Seguir cerrados no arregla nada, y si se demora más esta situación la recuperación de los negocios va a ser prácticamente imposible”, advierte, a lo que reitera que no existe ningún informe médico ni ningún estudio que avale los cierres y que la hostelería no es el foco de los contagios.


Así, indica que son espacios controlados y seguros que cumplen con todos los protocolos sanitarios y que de seguir cerrados se traslada el problema al ámbito privado y a los domicilios. “Es el momento pensar en la reactivación y de abrir los interiores ya”, sentencia.


Por otro lado, recuerda que el próximo día 9 decae el estado de alarma por lo que las restricciones a la movilidad, al cierre perimetral y las reuniones en casas particulares, también decaen. Es a partir de ese momento cuando más necesario va a ser tener un control exhaustivo de la población debiendo de ser los establecimientos hosteleros los que, manteniendo los protocolos de seguridad, cumplan esa función de control.


De nada serviría seguir manteniendo el cierre de los interiores o limitar los horarios si luego esos mismo que no pueden estar en los bares preparan una fiesta privada en su domicilio, advierte. “Lógicamente un hostelero no es un policía, y siempre se requiere de la responsabilidad individual”, añade.


“Pero, si no se tiene cuando estás controlado, mucho menos la vas a tener cuando no lo estés. Es por ello que nuestro argumento, y esta refrendado con estudios, es que los contagios se producen en mayor número en reuniones sociales, fuera del ámbito de los bares, y en reuniones familiares”, concluye.