El paro aumentó en 9.900 personas en el primer trimestre en Castilla y León frente a una bajada nacional del 1,77 %

El paro aumentó en 9.900 personas en el primer trimestre en Castilla y León frente a una bajada nacional del 1,77 %

El paro en Castilla y León aumentó en 6.300 personas en términos interanuales (+4,80%), frente a un +10,29% en España
|

El número de parados en Castilla y León aumentó en 9.900 personas en el primer trimestre de 2021, un 7,70 por ciento, frente a un descenso del 1,77 por ciento en España, lo que sitúa el total de desempleados en la Comunidad en 138.200 y supone una tasa de paro del 12,64 por ciento sobre la población activa (3,34 puntos por debajo de la media nacional, que alcanza el 15,98 por ciento), pero por encima que la del primer trimestre de 2020 que se quedó en un 11,82 por ciento cuando alcanzó los 131.900 parados y creció un 4,16 por ciento, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.


Además, respecto al año anterior la evolución del paro en Castilla y León aumentó un 4,80 por ciento (6.300 parados más), por debajo en este caso de la media de España, donde esta evolución fue del 10,29 por ciento (341.000 desempleados más).


Se trata del cuarto mayor aumento del paro en comparación con el trimestre anterior que bajó en ocho comunidades autónomas lideradas por Madrid (-10,47 por ciento) y en Melilla (-12,32 por ciento). En comparación con el mismo trimestre de 2020 Castilla y León registra el cuarto menor aumento entre las comunidades si bien tres territorios registran caídas.


En cuanto a la población activa, Castilla y León registró un descenso en el primer trimestre de 2021 de un 1,05 por ciento (11.600 activos menos) --el año pasado bajó un 1,27 por ciento-- con una variación interanual del -2,05 por ciento (22.800 activos menos) cuando en 2020 aumentó un 1,34 por ciento. En España la población activa cayó un 0,88 por ciento respecto al trimestre anterior y un 0,58 por ciento a nivel interanual.


Así, en el primer trimestre de 2021 la población activa de Castilla y León se situó en 1.093.300 personas, frente a 1.116.100 en el primer trimestre de 2020, lo que situó la tasa de actividad en el 53,68 por ciento (57,69 por ciento a nivel nacional).


Estos datos sitúan a Castilla y León como la séptima comunidad autónoma con mayor descenso de los activos en términos porcentuales en comparación con el trimestre anterior --suben en tres comunidades-- y como la quinta en términos absolutos. En comparación con el año anterior anota el tercer mayor descenso porcentual de activos que crece en siete comunidades.


De los activos, 955.100 están ocupados --984.300 en los tres primeros meses de 2020-- lo que representa una caída en el primer trimestre de 2021 de 21.500 personas, es decir, un 2,20 por ciento menos (-0,71 por ciento a nivel nacional), quinto mayor descenso porcentual del país que sólo registró aumentos en Cataluña y Madrid.


En términos absolutos Castilla y León es la sexta comunidad con mayor destrucción de empleo en comparación con el trimestre anterior.


Asimismo, en términos interanuales se produjo un descenso en la población ocupada del 2,96 por ciento (29.200 ocupados menos), cuando el año pasado creció un 2,03 por ciento, y superior a la media española que cae un 2,41 por ciento. Se trata en este caso del cuarto mayor descenso en términos relativos del país, que anota subidas en Murcia y en Castilla-La Mancha, y el sexto en términos absolutos.


Por sexos, la tasa de actividad entre los hombres se situó en el 59,21 por ciento (62,74 por ciento a nivel nacional), con 529.100 varones ocupados y 64.200 en paro (la tasa de desempleo para este colectivo es del 10,82 por ciento frente al 14,07 del resto de la nación).


Entre las mujeres la tasa de actividad en Castilla y León se situó en el 48,33 por ciento (52,91 por ciento en España), con 426.000 mujeres ocupadas y 74.000 en paro (la tasa de desempleo fue del 14,80 por ciento frente al 18,13 por ciento de España).


MENOR TASA DE PARO EN SORIA

Por provincias, la tasa de paro más baja se registró en Segovia, con el 9,62 por ciento (7.200 parados), seguida de Soria (9,73 por ciento y 4.100 parados); Burgos (9,88 por ciento y 16.900 personas sin trabajo); Palencia (11,00 por ciento y 7.800 desempleados) y Valladolid (12,08 por ciento y 30.000 parados).


Por encima de la media regional (12,64 por ciento) se encuentran Zamora (13,11 por ciento y 9.700 parados); León (14,12 por ciento y 27.300 personas sin empleo); Ávila (15,81 por ciento y 11.100 desempleados) y Salamanca (16,24 por ciento y 24.100 parados).


La tasa menor de paro para el sexo masculino se registró en Burgos (7,90 por ciento), seguida de Soria (8,78 por ciento), Zamora (9,36 por ciento), Segovia (9,49 por ciento) y Ávila (10,66 por ciento). El resto de las provincias se situaron por encima de la media regional (10,82 por ciento) que iguala Palencia: Valladolid (11,60 por ciento) y Salamanca (12,67 por ciento).


Respecto a la tasa de paro femenina, la más baja correspondió a la provincia de Segovia (9,79 por ciento), seguida de Soria (10,88 por ciento), Palencia (11,19 por ciento), Burgos (12,27 por ciento) y Valladolid (12,63 por ciento). Por encima de la media regional (14,80 por ciento), se situaron León (15,83 por ciento), Zamora (17,69 por ciento), Salamanca (20,16 por ciento) y Ávila (22,27 por ciento).


MAYOR TASA DE ACTIVIDAD EN SEGOVIA

Mientras tanto, la tasa de actividad en las distintas provincias de Castilla y León se repartió del siguiente modo: Segovia (57,60 por ciento y 67.200 ocupados); Burgos (57,29 por ciento y 154.500 ocupados); Valladolid (56,48 por ciento y 218.800 ocupados) y Soria (55,76 por ciento y 38.000 ocupados).


Por debajo de la media regional (53,68 por ciento) se sitúan Salamanca (52,92 por ciento y 124.200 ocupados); Palencia (52,72 por ciento y 62.800 ocupados); Ávila (52,21 por ciento y 59.400 ocupados); Zamora (49,64 por ciento y 63.900 ocupados) y León (49,04 por ciento y 166.300 ocupados).