Las empresas familiares consideran que la supresión del Impuesto de Sucesiones ayudará a la recuperación económica
La presidenta de la asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL), Rocío Hervella

Las empresas familiares consideran que la supresión del Impuesto de Sucesiones ayudará a la recuperación económica

|

Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) ha expresado su satisfacción con la supresión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones aprobada hoy por las Cortes de Castilla y León, ya que facilitará la reactivación y recuperación económica de la Comunidad, especialmente en estos tiempos de crisis derivada de la pandemia.


EFCL ha recordado que la eliminación de este tributo ha sido una reivindicación histórica de la asociación de empresarios familiares, en aras a facilitar el proceso de sucesión y la continuidad de las empresas familiares, y, con ello, seguir generando empleo en Castilla y León, dado que este tipo de compañías representan el 95% del tejido empresarial de la Comunidad y emplean al 80% de la población en el sector privado.


En su opinión, con la supresión de este injusto impuesto se pone fin a un agravio comparativo para los habitantes de Castilla y León respecto a otras Comunidades donde este impuesto ya ha sido eliminado, evitando así la fuga de patrimonios y empresas hacia esos territorios y facilitando una mayor inversión en Castilla y León.


Así, además de evitar la deslocalización y la despoblación en favor de comunidades vecinas que no gravan el impuesto, EFCL destaca que la medida también favorece la retención del talento de todas aquellas personas que han trabajado toda su vida en la región.


Por último, EFCL ha lamentado que esta medida no tenga efectos retroactivos y no se aplique una excepcionalidad a los familiares de los fallecidos como consecuencia de la COVID-19, quienes, además de sufrir la pérdida de sus familiares, tendrán que afrontar el pago de este impuesto que estaba previsto ser eliminado antes de la pandemia.