El alcalde de Benavente carga contra Verónica Casado por el cierre del interior de la hostelería en la ciudad

El alcalde de Benavente carga contra Verónica Casado por el cierre del interior de la hostelería en la ciudad

|

La Junta de Castilla y León ha actualizado hoy, en reunión telemática de su Consejo de Gobiemo, el listado de municipios de la Comunidad en los que, en aplicación del Acuerdo 33/2021, del pasado 5 de abril, se adoptan medidas sanitarias preventivas de carácter excepcional para la contención de la COVID-19. Y por primera vez, un municipio zamorano entra en este listado, tras el empeoramiento de sus indicadores epidemiológicos y asistenciales, lo que obliga a la adopción de estas medidas excepcionales para la contención de la transmisión comunitaria del nuevo coronavirus SARS-CoV-2. 


Se trata de la ciudad de Benavente, que a día de hoy tiene una incidencia acumulada de 163 casos por cada 100.000 habitantes. Una decisión que el Ayuntamiento de Benavente lamenta y se suma a la decepción del sector asegurando que son varios los sectores de la ciudad que se verán afectados por la decisión tomada esta mañana. 


Desde la Alcaldía durante los días previos a la toma de esta drástica decisión pedían a la Junta que se guiase por la prudencia y el sentido común, ya que los valores a 14 días se encontraban en clara tendencia descendente. El alcalde de Benavente, Luciano Huerga, ha reconocido que la incidencia de Benavente superaba los 150 puntos establecidos como límite por parte de la Junta de Castilla y León para establecer medidas excepcionales, pero esperaba algo más de “cintura” por parte de la administración regional: “Es cierto que los valores de la provincia de Zamora respecto a los de la comunidad son muy buenos, en cierto modo podemos decir que se manejan las mejores cifras de la comunidad autónoma. Y no es menos cierto que en los últimos días la tendencia de este dato en Benavente ha sido a la baja, poquito a poquito, por eso pedíamos un poco de sentido común y prudencia en este sentido para ver la evolución esta semana, y si la evolución era buena como todo parecía, no decretar el cierre de forma automática y durante un periodo tan largo como son 15 días. Pero ya veo que muchas veces el sentido y común y la prudencia, afectando como afecta una decisión de este calado a muchos centenares de personas en sus vidas, en su devenir económico, pues no se está teniendo en cuenta, y eso creo que es imperdonable a estas alturas de la gestión de la pandemia, porque creo que llevamos muchos meses y ya la experiencia debería ser un grado y en este caso el grado de la experiencia de la Junta, una vez más, es la falta de empatía, de sensibilidad y de valoración del daño económico provocado a una ciudad entera y a sus vecinos”. 


"La situación epidemiológica actual de la ciudad ha sido como consecuencia de un brote muy localizado surgido hace unos 10 días, y no por comportamientos irresponsables de nuestros vecinos, ni de nuestra hostelería y restauración. Dicho brote ha provocado la subida puntual en la incidencia acumulada a 14 días haciendo que los datos relativos a Benavente se hayan duplicado en la última semana y como consecuencia se cierre el interior de la hostelería de la ciudad", detallan. Pero cabe destacar que según los datos publicados por la Consejería hoy mismo la incidencia a 7 días ha bajado respecto de los datos de ayer, lo que hace previsible que la incidencia a 14 días baje, así como también han bajado los casos nuevos en los últimos 7 días de 18 a 17 casos. 


El alcalde de Benavente ha reconocido que la decisión adoptada por la Junta de Castilla y León es "muy mala" para el interés económico de la ciudad y muestra su solidaridad con el sector: “Se está tratando al sector de la hostelería de forma bastante demoníaca y creo sinceramente que no debería ser así. La Junta debería plantearse otra serie de cuestiones, de formas de ayudar prioridades, no tantos cierres y quizás más ayudas, porque si solo se dedican a cerrar determinados establecimientos sin dar otras posibilidades a la gente de ganarse la vida y seguir manteniendo a duras penas sus negocios, mal vamos. Los gobernantes en estos tiempos debemos dar soluciones y no más problemas, debemos no perder el contacto con la realidad social y económica de nuestros convecinos y, con todo el respeto pero tan bien con toda la honestidad y sinceridad he de decir, que los gobernantes de la Junta con la adopción de este tipo de medidas restrictivas, y sin dar o establecer ayudas económicas a los sectores afectados, no están acertando ni en las formas, ni en el fondo y están provocando daños económicos difícilmente reparables. Creo que deberían reflexionar, recapacitar y reconsiderar la evolución de las políticas desarrolladas en este sentido, si no lo hacen seguirán sin resolver los problemas de la gente”. 


El alcalde de Benavente quiere trasladar a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León la siguiente pregunta después de decretar el cierre durante los próximos 14 días: “¿Y si mañana o pasado mañana bajamos de la cifra de 150 casos por 100.000 habitantes, que es lo que le van a decir a los sectores afectados?, ¿Qué no pueden abrir hasta el próximo día 5 de mayo?, ¿Será esa la solución que planteen o rectificarán las medidas impuestas en la ciudad?; Sinceramente, espero que, si las cifras bajan en los próximos días de los 150 casos por cada 100.000 habitantes, se adopte por parte de la Junta una rápida decisión respecto de la reapertura inmediata de los sectores afectados y que no pretendan esperar esos 15 días porque si no lo hacen estarían asfixiando económicamente injusta e innecesariamente a la ciudad y a nuestros vecinos, algo a lo que nos oponemos de forma pública, rotunda y tajante”.