Más de 1.500 trabajadores de las residencias de Castilla y León rechazan vacunarse contra el COVID
Archivo / ICAL

Más de 1.500 trabajadores de las residencias de Castilla y León rechazan vacunarse contra el COVID

Suponen el 6,3 por ciento del total, mientras que un 4,2 por ciento no pudo recibirla por criterios clínicos, por encontrarse de baja laboral o por incorporarse al puesto tras el desarrollo del proceso de vacunación
|

Más de 1.500 trabajadores de los centros residenciales para personas mayores de Castilla y León rechazaron recibir la vacuna contra el COVID-19, lo que supone el 6,3 por ciento del total de los 24.655 trabajadores de estos centros. Un 4,2 por ciento no pudo vacunarse por criterios clínicos o por encontrarse de baja y el 89,5 por ciento restante se sometió a la vacunación contra el coronavirus.


Así se desprende de los datos dados a conocer hoy, en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco, y ampliados en el informe de vacunación en los centros residenciales para personas mayores de la comunidad, al que ha tenido acceso Ical.


Según estos datos, del total de 24.655 trabajadores de los centros residenciales de Castilla y León, 22.065 fueron vacunados, lo que supone el 89,5 por ciento del total. Sin embargo, del 10,5 por ciento restante, hay un 6,3 por ciento que, como reveló la consejera esta mañana, rechazaron la vacunación, lo que corresponde a una horquilla entre 1.550 y 1.555 trabajadores.  


Mientras, el 4,2 por ciento restante, correspondiente a entre 1.035 y 1.040 trabajadores, no pudo vacunarse por enfermedad, baja o por incorporarse al centro residencial después del proceso de vacunación en el mismo. A estos últimos se procederá a vacunarles de forma paulatina.


En cuanto a los residentes, 34.835 personas mayores de las 35.754 que viven en centros residenciales de Castilla y León se vacunaron, lo que supone el 97,6 por ciento del total, frente a 919, el 2,6 por ciento, que no pudieron acceder a la vacuna por encontrarse enfermos o por entrar en el centro residencial con posterioridad al desarrollo del proceso de vacunación.


Burgos y León, a la cabeza en trabajadores no vacunados

Por provincias, la que cuenta con un mayor porcentaje de trabajadores que no se vacunaron, bien por rechazar la vacuna o por cuestiones médicas, es Burgos, donde el 12,1 por ciento de los trabajadores de los centros residenciales (470) no se vacunó, seguida de León, con un 12 por ciento correspondiente a 445 trabajadores; Palencia, donde no se vacunaron 219 trabajadores que suponen el 11,5 por ciento del total; y Valladolid, cuyos 453 trabajadores que se negaron o no pudieron vacunarse por cuestiones médicas suman el 11,1 por ciento del total.


Mientras, Ávila contó con el menor número de trabajadores de centros residenciales que no pudieron o no quisieron vacunarse, con un 8,1 por ciento correspondiente a 160 trabajadores, seguida de Segovia (8,4 por ciento, 144 trabajadores), Soria (8,8 por ciento, 117 trabajadores), Zamora (9,5 por ciento, 208 trabajadores) y Salamanca (9,7 por ciento, 374 trabajadores).


Sí se vacunaron 1.819 trabajadores en Ávila (91,9 por ciento), 3.419 en Burgos (87,9 por ciento), 3.270 en León (88 por ciento), 1.683 en Palencia (88,5 por ciento), 3.487 en Salamanca (90,3 por ciento), 1.569 en Segovia (91,6 por ciento), 1.206 en Soria (91,2 por ciento), 3.633 en Valladolid (88,9 por ciento) y 1.979 en Zamora (90,5 por ciento).


Palencia y Soria, por encima del 98% de residentes vacunados

En cuanto a los residentes, la provincia que cuenta con un mayor porcentaje de vacunados es Palencia, con el 98,2 por ciento correspondiente a 2.982, seguida de Soria, con un 98,1 por ciento y 1.889 residentes vacunados; Segovia, que alcanza los 2.103 que suponen el 97,9 por ciento del total; Valladolid, con 5.584 residentes vacunados que representan el 97,7 por ciento; y Zamora y Salamanca, igualados con el 97,5 por ciento de residentes vacunados correspondientes a 3.374 y 5.527 respectivamente.


Por debajo solo se sitúa el cómputo global de los centros residenciales de Burgos, con 5.150 residentes vacunados (97,3 por ciento), Ávila, donde se vacunó a 2.712 residentes (97,1 por ciento) y León, que tan solo pudo inocular dosis a 5.514 residentes, el 96,5 por ciento del total.


No pudieron vacunarse por encontrarse enfermos o por incorporarse al centro con posterioridad al desarrollo de la vacunación 81 residentes en Ávila (2,9 por ciento), 141 en Burgos (2,7 por ciento), 202 en León (3,5 por ciento), 54 en Palencia (1,8 por ciento), 143 en Salamanca (2,5 por ciento), 45 en Segovia (2,1 por ciento), 37 en Soria (1,9 por ciento), 131 en Valladolid (2,3 por ciento) y 85 en Zamora (2,5 por ciento).