La resaca de la tercera ola: las listas de espera quirúrgica engordan un 19% en Castilla y León

La resaca de la tercera ola: las listas de espera quirúrgica engordan un 19% en Castilla y León

La demora media para una operación se mantiene en 152 días, 42 más que en marzo del año pasado, y la lista de personas en espera para consultas externas crece un 4 por ciento desde diciembre
|

La tercera ola de la pandemia de COVID-19 incrementó las listas de espera para una intervención quirúrgica en Castilla y León en un 19 por ciento, al pasar de los 36.086 pacientes existentes en diciembre de 2020 en estas listas a los 42.887 que reflejan los datos de la Consejería de Sanidad al cierre del primer trimestre del año 2021.


Los efectos de la tercera ola de la pandemia no solo se dejaron notar en el balance de las listas de espera del primer trimestre de 2021 en los hospitales públicos de Castilla y León, sino que también se reflejaron en el aumento del 4 por ciento en las listas para consultas externas y del 17 por ciento en relación a las pruebas diagnósticas.


No obstante, el balance realizado por la Consejería de Sanidad, remitido a Ical, también refleja una mejoría de las cifras desde el mes de marzo, motivada por la "progresiva reapertura de quirófanos y la mayor capacidad organizativa en consultas y pruebas" con la disminución de ingresos y contagios por COVID-19 en el tercer mes del año.


Lista de espera quirúrgica

También positivo se considera que, a pesar del aumento del 19 por ciento inter-trimestral de la lista de espera quirúrgica, este no se ha reflejado en la demora media, que se mantiene en los 152 días en los que estaba al finalizar el año 2020. No obstante, sí se ha visto un incremento de 42 días en la demora con respecto a los 110 días que reflejaba el balance de la Consejería de Sanidad en el mes de marzo del año pasado.


Todo ello se debe a la influencia de la tercera ola en algunos hospitales, en los que se bloqueó el normal uso de los circuitos quirúrgicos y se produjo una elevada ocupación de las plantas de hospitalización y, sobre todo, de las camas de cuidados críticos.


Por hospitales, la demora media con respecto a diciembre se incrementó en Segovia (26 días), en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid (15 días), en Palencia (13 días), en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid (9 días) y en el Hospital de Medina del Campo (un día). Por el contrario, el resto de hospitales consiguieron disminuir su demora media: 18 días menos en el Santiago Apóstol de Miranda de Ebro, 17 en los de Ávila y Zamora, 7 en Burgos, 5 en el Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero, 3 en León y Salamanca y un día en Soria y El Bierzo.


Por especialidades, la única que ha podido disminuir su lista de espera es Dermatología, mientras que se observan incrementos en Angiología y Cirugía Vascular, Cirugía Torácica y Oftalmología.


Consultas externas

En el caso de las consultas externas, las listas de espera han aumentado un 4 por ciento entre diciembre de 2020 y marzo de 2021, al pasar de 165.679 pacientes registrados a 172.945.  Sin embargo, la demora media para una primera consulta disminuyó en 34 días, lo que supone una caída del 30 por ciento al pasar de los 113 días de diciembre de 2020 a los 79 días de marzo.


En la mayoría de los centros se ha reflejado esta disminución, que ha sido llamativa en el Complejo Asistencial Universitario de Burgos y el Hospital Santiago Apóstol, con una disminución de 62 días; el Hospital del Bierzo, con 68 días; el Complejo Asistencial de Zamora, con 30 días, y el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, con 28 días.


Pruebas diagnósticas

Por último, y en cuanto a pruebas diagnósticas, el comportamiento de los hospitales durante este primer trimestre respecto al de 2020 ha sido similar al de consultas. Así, el número global de pacientes en las listas de espera ha aumentado un 17 por ciento, pasando de 46.135 el año pasado a 53.921 este año. Los aumentos se concentraron en ecografías (+33 por ciento) y en mamografías (+41 por ciento), debido fundamentalmente al incremento de pruebas solicitadas, que no se ha visto acompañado en igual medida de un aumento de la actividad realizada.


Así, el número de pacientes pendientes de un TAC respecto a diciembre de 2020 ha pasado a nivel regional de 10.378 a 10.627; Resonancia Magnética ha disminuido de 13.319 a 13.299; Ecografías pasa de 19.533 en espera a 25.895; y Mamografías de 2.905 en diciembre de 2020 a 4.100 en marzo de 2021.


La demora estructural ha tenido un buen comportamiento y ha disminuido de forma significativa, con descenso en TAC, que ha pasado de 98 a 62 días; descenso en ecografías, de 113 a 64 días; prácticamente igual en resonancia magnética (de 188 a 189); y descenso en mamografías, de 61 a 43 días.