Castilla y León cumple un mes sin fallecidos de residencias

Castilla y León cumple un mes sin fallecidos de residencias

|

Las residencias de mayores y centros de atención a personas con discapacidad de Castilla y León han cumplido este jueves un mes sin fallecimientos entre sus internos, ya que el último notificado por la Junta en sus estadísticas data del pasado 22 de marzo.



Se confirma así la tendencia que se ha dado desde el pasado mes de enero de un pronunciado descenso en las cifras de fallecimientos en estos centros residenciales, en los que en los primeros doce meses de pandemia se contabilizaron 4.060 muertes --2.955 con COVID-19 confirmado y 1.105 con síntomas compatibles--.


El último fallecido notificado en la estadística de situación del COVID-19 en residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteladas en Castilla y León que ofrece la Junta, recogidos por Europa Press, data del pasado 22 de marzo, concretamente en el Complejo Asistencial Universitario de León.


El último fallecido en los propios centros se notificó unos días antes, el 17 de marzo.

No obstante, las cifras de mortalidad en estos centros se habían reducido notablemente ya desde primeros de enero, ya que hasta el 31 de diciembre de 2020 se habían notificado 3.722 fallecimientos de internos en residencias entre casos de COVID-19 confirmado y casos con síntomas compatibles. En los tres primeros meses de 2021 la cifra ha sido de 338, todos ellos con positivo confirmado.


Además, con el paso de estos tres meses después del inicio de la vacunación a la población residente a finales de diciembre 2020 la cifra se ha ido reduciendo paulatinamente hasta el punto de que en el mes de marzo solo se contabilizaron nueve muertes en estos centros, frente a los 157 registrados en febrero, lo que supuso un descenso del 94,2 por ciento.


Si entre este jueves y el día 30 de abril no se producen fallecimientos de residentes el balance del mes será de cero muertes.


La falta de diferenciación de datos en las estadísticas de los primeros meses de la pandemia del coronavirus impide conocer exactamente si fue marzo o abril el que registró más muertes en este grupo de población, pero en la suma de ambos se registraron 2.237, más de la mitad del total que se suma desde el 13 de marzo de 2020 entre personas con COVID-19 confirmados y síntomas compatibles.