Parquesol, más cerca del cielo: contará con un elevador urbano, rampa y escaleras mecánicas

Parquesol, más cerca del cielo: contará con un elevador urbano, rampa y escaleras mecánicas

|

El Ayuntamiento de Valladolid ha presentado este martes sus planes para la ejecución del proyecto de elevadores mecánicos en la ladera norte del barrio de Parquesol --entre las calles Julio Senador Gómez y Juan de Valladolid--, definido por el alcalde, Óscar Puente, como uno de los proyectos "más singulares" para la ciudad e incluso, ha asegurado, un "referente" en España.


El alcalde, acompañado por el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, ha presentado el proyecto en rueda de prensa, apoyado con las imágenes y el vídeo de simulación del que puede ser el resultado de este proyecto con el que ha recordado que se cumple un compromiso electoral de su campaña de 2019.


El proyecto que se da a conocer este martes es fruto de un estudio previo realizado en los últimos tiempos e incluso amplía el número de mecanismos que inicialmente se preveían, ya que la actuación contempla la instalación de un elevador mecánico urbano a lo largo de la ladera, y, en paralelo, un primer tramo con rampa y otro con escaleras mecánicas, que solo darán servicio en uno de los sentidos, si bien la marcha se puede invertir en momentos puntuales.


El objetivo, según Puente es dar "la máxima funcionalidad" a este mecanismo, de manera que pueda ser un fórmula para mejorar los desplazamientos peatonales y ciclistas de todo tipo de personas en un itinerario que actualmente presenta una movilidad "difícil" con una "barrera" de 138 peldaños.


Así, se dará la opción del ascensor inclinado para las personas con dificultades de movilidad, con carritos de niños o con mascotas, que puede tener una capacidad de 400 personas a la hora, mientras que la rampa y las escaleras se contemplan como un medio mucho más ágil que puede ser utilizado por 6.000 usuarios a la hora.


El proyecto servirá para salvar un desnivel de 22 metros entre la calle Julio Senador Gómez y, más arriba, Juan de Valladolid, en paralelo a las actuales escaleras peatonales que discurren por el lateral del Instituto de Educación Secundaria y el Colegio Ignacio Martín Baró, que serán sometidas a una actuación de mejora.

Como ha añadido Puente, en la actualidad la zona aledaña a estas escaleras se ve atravesada por senderos que han abierto los caminantes, al tiempo que ha recordado que se trata de una zona con una "alta concentración de lugares con gran afluencia de público", como el estadio José Zorrilla, dos centros comerciales, la piscina municipal de Parquesol, el auditorio Miguel Delibes, o el parque de Las Contiendas.

El alcalde de la ciudad ha señalado que actualmente el barrio de Parquesol tiene una población de 25.750 habitantes y en el proyecto se estima que hasta un 60 por ciento de ellos podría utilizar estos mecanismos de elevación.


El presupuesto asciende a 3,9 millones de euros (4,7, IVA incluido) y se prevé sacar a licitación de manera "inmediata" con la intención de que las obras puedan comenzar "en octubre como muy tarde" y con un plazo previsto de 10 meses la nueva infraestructura será "una realidad" en 2022.


Se concibe como un proyecto completo con varios dispositivos --ascensor inclinado, rampa mecánica y dos tramos de escaleras mecánicas--, con un diseño "versátil, amable y permeable" en el que se emplearán componentes livianos para "inducir movimiento". Además, se complementará con zonas de descanso y esparcimiento, así como pantallas de paneles de LED en las zonas de espera.


El ascensor inclinado contará con capacidad para acoger a 25 personas en cada trayecto y se desplazará a una velocidad de 1,6 metros por segundo, lo que supone que realizará todo el recorrido de subida o bajada en un minuto y medio, con dos minutos de parada para efectuar la descarga y nueva carga de viajeros.

Estará sustentado en una estructura de hormigón elevada respecto a la cota del terreno, por lo que desde la cabina del ascensor se tendrá una vista panorámica de parte de la ciudad .


Para la protección de los elementos mecánicos, situados en los fosos de inicio y fin del recorrido, y también para acoger a las personas durante la espera se construirán dos estaciones de recepción de personas, equipadas con cristaleras, iluminadas con modernos sistemas de LED que permiten un juego de luces y pantallas con animación 3D. Asimismo, la cubierta de la estación de la zona inferior, en Julio Senador Gómez, será de tipo vegetal para evitar excesivo calor y radiación de luz.


De forma paralela al ascensor se creará el doble mecanismo de rampa y escaleras. En la zona más baja se instalará la rampa para salvar una altura de 7,14 metros a una velocidad de subida o bajada de 0,5 metros por segundo.


Tras una primera zona de descanso habrá un tramo de escalera mecánica de 18,12 metros y, tras otro descanso, un segundo tramo de 18,80 metros para salvar alturas de entre 7,25 y 7,69 metros respectivamente.


La instalación dispondrá de un sistema de monitorización y de videovigilancia y seguridad y generalmente funcionará solo en sentido de subida, si bien como ha apuntado Óscar Puente en momentos puntuales se podrá invertir el sentido para dar servicio a la bajada ante eventos como partidos de fútbol, conciertos o actos destacados.


Puede funcionar las 24 horas


El regidor ha precisado que ambos sistemas estarán en marcha las 24 horas del día, ya que cuentan con mecanismos inteligentes para autoactivarse cuando detecten la presencia de usuarios, por lo que cuando no haya gente estarán detenidos.


Además, la implantación de estos medios mecánicos conllevará una serie de actuaciones complementarias, pues será necesario ejecutar nuevas aceras, adaptar las farolas existentes en el recorrido de la escalera junto al IES Parquesol, e instalar nuevo alumbrado público en el paseo urbano y zonas anexas a las estaciones.


Además, se señalizarán las calzadas y aparcamientos públicos, se ajardinará el entorno y se instalará mobiliario urbano, como bancos, jardineras, y aparcamiento de bicicletas.


El proyecto, han recordado fuentes municipales, forma parte de las medidas que está adoptando en la actualidad el Ayuntamiento de Valladolid para eliminar las barreras arquitectónicas en la ciudad y facilitar la movilidad de las personas en todos los ámbitos.


Esta idea está ya en marcha en los ascensores entre varias calles de Pajarillos y el paseo Juan Carlos I y está en fase de estudio el otro acceso "vertical" en la ladera este del barrio de Parquesol desde la Avenida de Salamanca al parque de Los Almendros.