El 91,99% de los estudiantes aprobó Selectividad el año pasado, porcentaje muy similar a 2019, pese a la pandemia

El 91,99% de los estudiantes aprobó Selectividad el año pasado, porcentaje muy similar a 2019, pese a la pandemia

Se presentaron a las pruebas un 10,4% más de estudiantes, pasando de 241.626 en 2019 a 266.803 el año pasado
|

El 91,99 por ciento de los estudiantes que se presentó a las pruebas de acceso a la universidad el año pasado aprobó, según las estadísticas oficiales publicadas por el Ministerio de Universidades.


Según los datos a los que ha tenido acceso Europa Press, se presentaron a la EBAU o Selectividad de 2020 un total de 266.803 estudiantes, de los cuales aprobaron 244.803, esto es, cerca del 92 por ciento. Se trata de una cifra muy similar a la de 2019, año en que aprobó el 91,78% de los estudiantes presentados.


Sin embargo, aunque en términos porcentuales las cifras son muy parecidas, en 2020 ha aumentado un 10,4% el número de estudiantes que se presentó a las pruebas, pasando de 241.626 estudiantes en 2019 a 266.803 el año pasado. En 2019, sacaron una nota de 5 o superior un total de 221.783 bachilleres, mientras que el año pasado esta cifra aumentó hasta los 244.803 aprobados.


Según los datos de Universidades, en convocatoria ordinaria se presentaron a las pruebas 240.287 alumnos, aprobando el 93,48% (224.627). En la convocatoria extraordinaria aprobaron 20.176 de los 25.830 que lo intentaron, es decir, el 78,11%.


En el año 2019, aprobaron 192.575 jóvenes de los 203.849 que se examinaron (el 94,4%) en convocatoria ordinaria (0,92 puntos más que en 2020), mientras que en la extraordinaria pasaron 29.208 de los 37.777 presentados (el 77,31%, 0,8 puntos menos que en 2020).


La Selectividad del año pasado estuvo marcada por la pandemia. El Estado de Alarma, que decretó el cierre de todos los centros educativos el 16 de marzo, retrasó las pruebas hasta el verano. Así, la Selectividad de 2020 dio inicio el 23 de junio, alargándose en la mayoría de comunidades autónomas hasta las dos primeras semanas de julio.


El cierre de centros obligó a tomar medidas en el ámbito educativo para que los estudiantes no se quedasen atrás. Una de estas medidas fue la flexibilización de la evaluación de los alumnos.