Paula se convierte en la primera asesinada por violencia machista de 2021 en Castilla y León
Foto: ICAL | Campillo

Paula se convierte en la primera asesinada por violencia machista de 2021 en Castilla y León

|

La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha confirmado como primer caso de violencia de género en la Comunidad el presunto homicidio de una mujer, Paula M., de 36 años esta madrugada en Mansilla de las Mulas (León). La Delegación ha señalado que se trata de la primera víctima mortal en lo que va de año en Castilla y León pero la séptima en el ámbito de todo el Estado, lo que eleva a 1.085 las fallecidas desde 2003.


Además, también ha confirmado que se trata de un nuevo caso sin que hubiera denuncias previas, lo que "preocupa especialmente" dado que a pesar de que según informes de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género una de cada dos mujeres en España son víctimas de algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida, esta violencia "permanece oculta".


"La violencia de género golpea sin cesar nuestra sociedad y debemos combatirla desde las instituciones y en todos los ámbitos", ha señalado la Delegación en un comunicado recogido por Europa Press, en el que ha incidido en que "cuando una mujer sufre violencia o cuando una mujer es asesinada, las personas comprometidas con la democracia sufren con ellas".


Los hechos se han producido la pasada noche en una vivienda de la calle De Lil de la localidad leonesa, y la Guardia Civil ha detenido a un hombre, de 28 años, como presunto autor de la muerte de esta mujer, "muy querida" en la localidad, como ha reconocido el alcalde.


El Gobierno ha recordado que está a disposición de las víctimas y de cualquier persona el teléfono 016, que no deja huella en la factura telefónica.


Paula, hija de un conocido hostelero de Mansilla y "muy conocida en todo el pueblo"


Un hombre de 28 años es el único detenido presunto autor de homicidio doloso sobre Paula, en su vivienda. El suceso se encuentra en investigación por parte de la Guardia Civil como caso de violencia de género, mientras que el detenido permanece en dependencias de la benemérita a la espera de pasar a disposición judicial y se decretará secreto de sumario. Por su parte, la causa de la muerte de Paula, la hija de un conocido hostelero de la villa, será determinada por la autopsia que se le practicará en el Anatómico Forense de León.


Según el relato del vecino de abajo de Paula, sobre la una de la madrugada se escuchó un fuerte golpe, tras el que el presunto asesino abandonó la vivienda para dirigirse al centro de salud. Tras ello, volvió a la vivienda y, al comprobar el estado de la mujer, bajó de nuevo. En el descansillo del inmueble se encontró a varios vecinos, que habían salido alertados por el ruido, a quienes reconoció haber matado a la mujer con la que había mantenido una relación sentimental antes de acudir a entregarse en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad, situado cerca de la vivienda.


No obstante, el hombre aseguró que la pareja protagonizaba fuertes discusiones con frecuencia. “Cuando me fui a la cama estaban discutiendo, después oímos un golpe muy fuerte y no se oyó más, fue cuando se acabó todo”, relató el vecino, quien aseguró que “era frecuente que discutieran, siempre con voces y de manera exagerada”, aunque “llevaban por lo menos una semana tranquilos”. Además, en estos momentos “ya no vivían juntos” a pesar de que “sí hubo un tiempo en el que lo hicieron”.


Un relato de peleas frecuentes con el que coincidió otro de los vecinos. “Con mucha frecuencia se enfadaba con ella, pero no esperaba que fuera a matarla”, apuntó el varón que aseguró haberse enterado del suceso esta mañana, al ver que estaba rota una de las ventas, así como al encontrarse forzada la puerta del portal “por donde debió entrar a la fuerza”.


Los vecinos de Paula M. relataron los hechos ante la puerta del portal en el que desde primera hora de este lunes el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil recogía pruebas para tratar de dilucidar lo ocurrido en la localidad leonesa en la que varias vecinas aseguraron que “todo el mundo está decaída” al tratarse de “una chica muy conocida en todo el pueblo”.


Por su parte, el alcalde de Mansilla de las Mulas, Miguel Ángel Gago, trasladó su “repulsa ante los hechos ocurridos” y avanzó que mañana se celebrará a las 12 horas una concentración en la plaza del Consistorio “en repulsa a cualquier manifestación de violencia de género”. Asimismo, señaló que se está estudiando “decretar un día de luto” en el municipio, al tiempo que colocará una bandera con un crespón negro en el Consistorio.