Los del juicio récord de suspensiones sellan, por fin, un acuerdo de condena por el robo en un tienda en Valladolid

Los del juicio récord de suspensiones sellan, por fin, un acuerdo de condena por el robo en un tienda en Valladolid

|

A la decimocuarta la vencida, al menos el juicio para tres de los cuatro encausados por el robo a una tienda en Valladolid en noviembre de 2016 que este viernes, por fin, han alcanzado un acuerdo con la fiscal del caso para asumir distintas penas y dejar cerrado el proceso, al menos, con respecto a ellos, ya que un cuarto presunto implicado ha vuelto a las andadas y no ha comparecido en la vista.



Las constantes suspensiones del juicio por este caso, que ha alcanzado una cifra récord en Valladolid, han estado apunto de sumar una más pero finalmente los tres encausados comparecientes, B.L.B, J.C.R. y J.G.L, han sellado un acuerdo con la fiscal para asumir condenas de dos años de cárcel en el primer caso y de un año para los otros dos por delito de tentativa de robo con fuerza en las cosas.


Además, los tres acusados se han reconocido autores de otro delito de robo de uso de vehículo a motor, de forma que B.L.B. deberá pagar una multa de 1.425 euros y sus dos compañeros de banquillo de 1.050 euros, mientras que, en concepto de responsabilidad civil, habrán de abonar distintas indemnizaciones, de forma conjunta y solidaria, por importe de 11.100 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El cuarto acusado que ha vuelto a dejar plantada a la sala, D.B.V, será juzgado en su día una vez que sea localizado y puesto a disposición del tribunal.


Los cuatro, incluido presuntamente el ausente, se desplazaron desde Madrid a Valladolid a bordo de un Citroën Xara el día 29 de noviembre de 2016 y en un franja horaria entre las 17.00 de ese día y las 04.00 ó 05.00 horas del día siguiente, actuando de común acuerdo, se apoderaron de una furgoneta de una empresa que se hallaba estacionada en la calle Narciso Alonso Cortés, tras violentar la ventanilla derecha y la carcasa del sistema de arranque.


Acto seguido, con el uso de la furgoneta y del vehículo empleado para desplazarse hasta Valladolid, los encausados se dirigieron a una tienda de ropa en la Plazas de los Arces, cerrada al público, y una vez allí apalancaron el marco de la puerta de entrada, violentaron dos cerraduras de la misma y lograron entrar tras destrozar el sistema de alarma y el arco de seguridad y arrancar el teléfono.


Se hicieron con dos billetes de veinte euros y un billete de cinco de la caja registradora y cargaron una gran parte de las prendas de vestir de la tienda--el valor se eleva a más de 272.000 euros--tanto en la furgoneta como en el vehículo, si bien no lograron su propósito gracias a la rápida intervención de la policía.