Igea defiende que la Junta ha tomado “las soluciones correctas” en Sanidad pese a una pandemia que “ha afectado a todo el sistema”
Leticia Pérez / ICAL. El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea.

Igea defiende que la Junta ha tomado “las soluciones correctas” en Sanidad pese a una pandemia que “ha afectado a todo el sistema”

La viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Virginia Barcones, pide la reanudación “inmediata” de la atención presencial y la reapertura de los consultorios locales
|


El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, afirmó hoy que el Gobierno autonómico tomó “las decisiones correctas” en Sanidad pese a una pandemia que “ha afectado a todo el sistema”, y ante las que las necesidades más urgentes ahora son “la campaña de vacunación, el control de la incidencia y retomar la actividad no COVID en los hospitales”.


Igea replicó así a la viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Virginia Barcones, que señaló que las decisiones del Gobierno autonómico en el ámbito sanitario “no están respondiendo a las necesidades de la población de nuestra Comunidad” como, afirmó, se ve con la tardanza en la reapertura de los consultorios locales que “pide todo el mundo”.


“Dice que vamos solos, pero tuvimos ocasión de comprobar hace unas semanas que con ustedes no va nadie ni aunque le intenten pagar el billete”, replicó Igea, quien presumió de que la “exitosa campaña de vacunación” de la Junta permite que los sanitarios estén vacunados pero que el problema del contagio en los consultorios locales “no es de los sanitarios, sino de las personas que están ahí”.


No obstante, el vicepresidente de la Junta recordó que sí se ha retomado la actividad presencial, reafirmando su postura con datos como que “ahora mismo hay el mismo número de pruebas radiológicas que en 2019 y hay menos intervenciones y consultas pero porque hemos tenido el sistema sanitario colapsado por una pandemia mundial”.


En cualquier caso, Igea también señaló que aunque se redujo la actividad en consultas “del orden de un 23 por ciento” y la actividad quirúrgica “por el 15 por ciento de bajas por COVID entre el personal sanitario”, en las intervenciones de prioridad uno las listas de espera han pasado de 885 a 727 personas entre 2019 y 2020, además de bajar la demora media en un día, de 16 a 15.


“Es verdad que tenemos problemas en la Sanidad, porque no podemos negar que hemos tenido una pandemia que ha afectado a todo el sistema”, concluyó Igea, que no obstante reiteró que desde la Junta aportaron “las soluciones correctas” para que el sufrimiento sea “el menos posible”, ya que “no hay sufrimiento cero en una pandemia”.


Reapertura “inmediata” de los consultorios


Por su parte, la viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Virginia Barcones, que calificó a Igea como “consejero de todo”, se mostró vehemente al pedir la reanudación “inmediata” de la atención presencial, así como la reapertura de los consultorios locales, porque fue algo que se firmó “en el pacto de reconstrucción” que, sin embargo, denunció que el Gobierno autonómico no está cumpliendo.


Además, Barcones volvió a recordar que se trata de una petición que hacen “también los alcaldes, los profesionales sanitarios, las plataformas de defensa de la sanidad pública, los sindicatos y el procurador del común”, y frente a la que en la Junta van “solos, contra todo y contra nadie y por encima del bien y el mal, haciendo mucho daño a los que vivimos en esta tierra”.


Criticó asimismo del Gobierno autonómico su presunta incoherencia porque “dicen que los consultorios están abiertos pero ordenan abrir después, aunque solo unos minutos, lo que decían que no estaba cerrado”, señalando esta situación como “demoledora” porque “los profesionales de la Sanidad están vacunados pero seguimos con el cartel de cerrado”.


“No son poseedores de la verdad absoluta”, sentenció Barcones en relación al Gobierno autonómico, planteando que, además, los datos “no acompañan” a la Junta puesto que “hay un 15 por ciento menos de diagnóstico del cáncer, menos consultas, se deriva menos y se opera menos”, en una situación que “ayudará al Gobierno con las listas de espera, pero no se explica en términos de salud porque la enfermedad sigue sin diagnosticar, tratar y operar”.