El teléfono de urgencias pediátricas queda sepultado por la atención al Covid
Foto: ICAL/ Miriam Chacón

El teléfono de urgencias pediátricas queda sepultado por la atención al Covid

|

El teléfono gratuito de urgencias pediátricas 900 222 000 habilitado en 2014 por la Junta de Castilla y León ha quedado sepultado por la crisis del coronavirus, a pesar de que sigue publicandose para tal fin en la página de Sacyl y en los centros de salud. 


La Consejería de Sanidad implantó hace un año precisamente ese número de teléfono para la atención del Covid,  lo que impide ahora contactar con un pediatra que valore la situación de los menores antes de trasladarlos a un hospital con el riesgo de contagio que supone en época de pandemia.


Preguntada por este asunto, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, se ha limitado a indicar que este teléfono se utilizaba anteriormente para la gripe y que el número destinado a las urgencias en general es el 112. 


Así, ha negado que se haya suprimido el servicio, pero no ha concretado en qué situación ha quedado el teléfono específico de Urgencias Pediátricas, aludiendo a que se ha recanalizado la demanda para dar agilidad al Covid.