La ascensión irresistible de NOTICIASCYL

La ascensión irresistible de NOTICIASCYL

|

El periodista, profesor de Literatura y editor del portal, (Carlos Velasco) ha dado un golpe de efecto en la mesa de los medios digitales de nuestra región, revolucionando el cotarro, que tiene mal aspecto.


Pero Velasco no está sólo. Siempre supo rodearse de buenos colaboradores y de personas de su máxima confianza como la bella zamorana Silvia García, actual directora del periódico que, tras posicionarlo, -llegó a marcar un OJD histórico con cerca de 2.500.000 usuarios únicos- ha logrado llamar la atención a nivel estatal.


Conocí a Carlos Velasco cuando ejercía de responsable de comunicación con su paisano Manolo Estella en las Cortes de CyL del castillo de Fuensaldaña, en su primera etapa (1991). Entonces uno dirigía -al menos cobraba nómina- en Antena 3 de Radio.


Luego seguimos en contacto, y alguna vez lo visité cuando dirigía Tribuna de Salamanca. Pero cuando de verdad conocí con intensidad a este salmantino de Sancti Spíritus, fue cuando me llamó para colaborar en una revista a todo color que se editaba de forma mensual y luego bimensual: Valladolid, Magazine XXI, publicación que llegué a dirigir.


Pero la “destructiva ola económica del 2008” (léase crisis) se la llevó por delante. Fue una etapa brillante y constructiva que me sirvió para ampliar conocimientos periodísticos y humanos.


Entonces Velasco, siempre apoyado en Silvia, (tanto monta) se inventó un digital -el actual- porque ya veía venir lo que se avecinaba a la prensa de papel. Recuerdo que le sugerí denominarlo “El Confidencial de CyL”, pero Carlos era receloso de la palabra confidencial y optó por otro nombre. Hubiera dado igual porque el éxito estaba asegurado. Pero costó.


Entre tanto, la mente inquieta del profe de Literatura no paraba y se inventa una revista (Enjoy) de excelente presentación para distribuirla en los hoteles de CyL que tuvo un éxito tremendo hasta que llega la pandemia…


Y otro invento: el clipping, o lo que es lo mismo: recortes de prensa, cortes de radio y tv para ofrecer a las instituciones y empresas un resumen diario de su actividad. Otro logro que le funcionó.


Y todo aquello lo viví intensamente desde la redacción que teníamos en el parque Tecnológico de Boecillo, y un pequeño despacho en el Polígono de Argales.


¿Te acuerdas, Silvia, de nuestros viajes a FITUR para mostrar y tratar de vender nuestros productos, cargados hasta los topes con un carrito de la compra? ¡Y aquellos madrugones que nos pegábamos para recoger las noticias y tenerlas en su punto a las 8 de la mañana! Pues eso.


Carlos Velasco, bajo su apariencia de seriedad y flema británica, es un tipo de los de fiar: serio, responsable, calculador y meticuloso. Y exigente con el personal, pero paga. Y eso es mucho, además de sagrado. No lo digo por mí en la actualidad, porque escribo lo que me apetece y lo publican en NCYL con toda la libertad que pueda existir. Soy un simple colaborador jubilado que no cobra absolutamente nada. Ah, ni tampoco tengo nada que ver en el accionariado de la mercantil.


Lo cierto es que mi “familia periodística” merecía este empujón que, en plena pandemia y con la que está cayendo, es todo un logro. Carlos y Silvia, junto a un puñado de jóvenes y ambiciosos periodistas, que solo han tenido horas para su digital, han sabido enfocar el camino del triunfo con seriedad, prestigio y trabajo. Porque éxito rotundo es que te llamen los grandes de este negocio para unirte a ellos. Enhorabuena.


Sobre la perseverancia: Nada se consigue sino a través de la perseverancia. Los grandes empresarios aseguran que es uno de los secretos para alcanzar el éxito. Prepararse y ser perseverante son la fórmula perfecta.