La Guardia Civil destapa una importante trama de matriculación ilegal de vehículos en Burgos

La Guardia Civil destapa una importante trama de matriculación ilegal de vehículos en Burgos

|

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Burgos, en el marco de la 'Operación Autokuruma', investiga a seis personas como presuntas autoras, en distinto grado de autoría, de los delitos de falsedad documental, usurpación de estado civil y defraudación de impuestos a la hacienda pública, en relación con una trama de matriculación ilegal de vehículos.


En el marco de las competencias del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos, se conoció la matriculación de numerosos vehículos importados procedentes del mercado japonés.


Llamó la atención que todas las operaciones nacían en una empresa de nueva creación con sede social en Burgos, sospechándose de que se cometían irregularidades que daban lugar a varios ilícitos penales, como la falsificación de expedientes de matriculación y la confección de fichas reducidas expedidas por un ingeniero no autorizado incumpliéndose los procedimientos de homologación de vehículos a motor, como más tarde se comprobó.


Se realizaron seguimientos a 12 vehículos, todos de alta gama y de prestigiosas marcas de la automoción alemanas, recién importados. También se concertaron entrevistas con compradores, gestorías, despachos de ingenierías, casas comerciales, estaciones de ITV, Interpol, Delegación de Aduanas y autoridades policiales de Alemania y Japón.


La investigación ha destapado un importante e innovador entramado para delinquir basado principalmente en la falsificación de documentaciones, de firmas para la matriculación o de importes en las facturas para evitar parte del pago de impuestos.


Además, se han verificado irregularidades en la confección de fichas reducidas en las que se asignan homologaciones europeas a vehículos de origen japonés, al consignar en la Tarjeta de Inspección Técnica del vehículo correspondiente un dato falso que posibilitaba la matriculación en España de vehículos que no han sido fabricados para el mercado europeo.


La operación ha culminado con la investigación de M.T.C.S, de 51 años; B.P.R, de 55; J.I.A.M, de 47; J.A.M, de 45; C.L.R.L, de 48, y R.A.S, de 51 años, y la localización de 12 turismos matriculados fraudulentamente que serán intervenidos judicialmente.


'Modus Operandi' 


El grupo importaba a bajos precios vehículos del mercado japonés y regularizaba de manera delictiva los procedimientos de homologación como si se trataran de vehículos procedentes del mercado de la Unión Europea. Con ello conseguía "colocar" en el mercado español vehículos de alta gama a precios atractivos para su venta.


Para agilizar los trámites y dar validez a las operaciones fraudulentas de legalización, la empresa estaba perfectamente diseñada y escalonada, jerarquizada, organizada y con reparto de funciones como lo demuestra la presencia en el entramado de un ingeniero, un director técnico de una estación de ITV, un administrativo, un funcionario público, un gestor administrativo y la propia administradora de la empresa.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de la capital.