La Sociedad Española de Epidemiología apuesta por ensayar con vacunas en menores para inmunizar a más población frente al COVID-19

La Sociedad Española de Epidemiología apuesta por ensayar con vacunas en menores para inmunizar a más población frente al COVID-19

|

La presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología, Elena Vanesa Martínez Sánchez, apeló durante el primer diálogo #VacúnaTE a realizar ensayos clínicos de las vacunas contra el COVID-19 en niños y adolescentes con el objetivo de lograr la inmunidad de más población. 


Así lo dijo durante su participación en este programa en directo, realizado en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google Digital News Initiative.“Evidentemente son ensayos clínicos controlados. Y esa palabra también es importante”, tranquilizó Martínez. “Es una cuestión que hay que estudiar para la mayor eficacia e inmunizar a la población total de la sociedad, que incluye también a niños y adolescentes”.


“Con cualquier medicamento se necesita saber, primero, que es eficaz, y segundo, que no produce ningún riesgo. El mecanismo que pueden tener los niños y adolescentes o la respuesta que pueden dar a un fármaco no tiene por qué ser igual (que la de un adulto)”, continuó. “Por eso, además, en las especificaciones técnicas de los medicamentos hay intervalos de edades y no porque en el resto no se pueda dar o pueda ser un riesgo, sino porque no se han incluido en el ensayo clínico y no sabemos cómo puede reaccionar el cuerpo”, concluyó y apuntó que, por eso, en muchos medicamentos hay versiones infantiles. 


Durante el programa, la fundadora de Maldita.es, Clara Jiménez, tranquilizó a quienes sienten inquietud por los posibles riesgos de los menores que se someten a los ensayos que se están haciendo con las vacunas del COVID-19. 


“Es necesario entender que es necesario hacer estos ensayos, pues no son seres humanos en chiquitito, sino seres humanos con circuitos diferentes y hay que entender cómo funcionan ante la vacuna para poder inmunizar a más población, también a niños y adolescentes”, dijo.


La periodista informó de que para que los niños y adolescentes entren en esos ensayos tienen que tener el consentimiento de ambos progenitores y ninguna oposición y, además, la disposición del niño a recibirla tras haber sido informado al detalle.La presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología reconoció que, aunque los eventos de COVID-19 son “raros” en la población adolescente e infantil, “nos encontramos que es una enfermedad que puede tener unos efectos secundarios que hay que intentar evitar en la población máxima posible”.