Dramática Semana Santa para la hostelería de Valladolid con pérdidas del 70% de los ingresos

Dramática Semana Santa para la hostelería de Valladolid con pérdidas del 70% de los ingresos

Los hosteleros reclaman con urgencia un "equilibrio entre el aspecto sanitario y económico" en esta pandemia
|

La hostelería de Valladolid ha presentado el balance de las fiestas de Semana Santa y lamentan que el resultado del mismo no sea satisfactorio. Desde la Asociación hostelera manifiestan que las perspectivas de repunte económico que preveían "no se han cumplido en absoluto".


El sector valora en un descenso superior al 70% la facturación con respecto a lo facturado en el año 2019. La caída de ingresos ha sido "más notoria en la capital de la provincia que en el medio rural, aunque estos últimos aun habiendo recibido un mayor número de visitantes que la capital, no ha compensado la llegada de turistas en los años anteriores a la pandemia". Este importante descenso de visitantes, que no ha sido equilibrado por los turistas de la Comunidad, ha traído "como consecuencia el descenso en casi el 60% de los niveles de contratación que existieron en el año 2019 e inevitablemente supondrá un antes y un después en muchos hosteleros, que tenían puestas sus esperanzas de recuperación en estas fechas, y que analizados los números les llevará a decidir claramente su futuro puesto que su resistencia económica es prácticamente nula".



El tránsito habitual de forasteros en estas fechas se ha visto "totalmente frenado" por el cierre perimetral que se está viviendo en Castilla y León desde el pasado mes de octubre y que sin duda está siendo "uno de los mayores escollos para iniciar la tan deseada recuperación económica".


Las perspectivas económicas que se ciernen sobre la Comunidad, publicadas recientemente por la Consultora holandesa Randstad Research, vaticinan un "escenario laboral peor incluso que el que se produjo tras la crisis de 2008", debido a que los cierres perimetrales y las restricciones a la movilidad han dado al traste con las esperanzas de recuperación económica, como ha quedado demostrado en esta Semana Santa de 2021. La Hostelería de Valladolod reclama de manera reiterada y cada vez con "más urgencia, un equilibrio entre el aspecto sanitario y económico, que permita comenzar a divisar un futuro con mejores perspectivas laborales y económicas".