Este sábado no habrá periódicos a la venta en los quioscos españoles

Este sábado no habrá periódicos a la venta en los quioscos españoles

Segundo día del año sin prensa en papel
|

La prensa en papel volverá a ser la gran ausente en los quioscos españoles este Sábado Santo 3 de abril, ya que los periódicos no estarán a la venta en estos establecimientos, por segunda vez, este año.


El motivo es un descanso establecido por la Ley de Prensa del siglo pasado y que supone la segunda ocasión en el año en que se da esta situación --además del 1 de enero (Año Nuevo) y el 25 de diciembre (Navidad)--.


Al ser el 2 de abril (Viernes Santo) fiesta en todo el territorio español por ser un festivo nacional, las distintas cabeceras en papel no saldrán a la calle al día siguiente, salvo en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana.


La razón es que el 1 de abril (Jueves Santo) es un día no laborable en todas las regiones españolas menos en Cataluña, Islas Baleares y la Comunidad Valenciana, que optan por trasladar el festivo 5 de abril (Lunes de Pascua). Por este motivo, el día en el que los catalanes, baleares y valencianos no tendrán prensa impresa será el Viernes Santo.


Esta situación fue concebida para el descanso de los trabajadores de la información en el marco de un Estado católico y con un profundo respeto por las tradiciones religiosas. A esto se sumaría el principal escollo al que se enfrentan las publicaciones en temporada vacacional: la apertura de quioscos en este periodo se reduce drásticamente y el Sábado Santo la media de establecimientos abiertos es inferior a lo habitual en días festivos.


Sin embargo, ya ha habido ocasiones en que los editores rompen con la tradición establecida y cambian las costumbres del sector de la información. Es el caso de 'Diario 16' (1976-2001), una cabecera entonces vespertina --publicado por la tarde de lunes a sábado--, que decidió cambiar su formato y salir en los quioscos los lunes por la mañana y todos los días.


De esta manera desaparecieron los diarios vespertinos (y los matutinos en su edición de antaño, de martes a domingo), ya que la rentabilidad de esa decisión llevó al resto de competidores a adoptar este modelo de publicación --es decir, todos los días de la semana, tal y como se hace ahora--.


Los periódicos en papel mantienen a día de hoy la tradición de seguir sin salir a la calle en Sábado Santo. No obstante, el uso masivo de Internet ha hecho que muchos de ellos ofrezcan sus ediciones expresas para los medios digitales 'online'.