Reclaman más apoyo para las personas autistas en Castilla y León

Reclaman más apoyo para las personas autistas en Castilla y León

El CSIF pide reforzar las plantillas de especialistas para la atención de estas personas
|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama, en el marco del Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, más apoyos para este colectivo en Castilla y León, que se ha visto "muy afectado por los efectos de la pandemia".


Tras recordar que las personas con autismo tienen "derecho a la independencia y a la autonomía", así como "a la educación y al empleo en igualdad de condiciones", manifiestan que la respuesta al coronavirus "debe ser inclusiva y accesible para todas las personas", según un comunicado del sindicato.


Además, desde CSIF insisten en que "hay que reforzar las plantillas de especialistas en diversos ámbitos", como el sanitario, concretamente en psiquiatría, psicología, trabajadores sociales, enfermería, técnicos auxiliares de enfermería (TCAE), celadores, personal de terapia ocupacional, fisioterapeutas y logopedas.


Asimismo, subraya que el diagnóstico precoz, la investigación y las intervenciones adecuadas en cada caso "son vitales para el crecimiento y el desarrollo de las personas con autismo", explica el sindicato. 


En Castilla y León, 1.243 alumnos diagnosticados con este trastorno cursan estudios, lo que representa el 0,36 por ciento respecto al total del alumnado no universitario general (346.952 personas), aunque "se estima que esta cifra puede ser considerablemente más elevada", ya que existe una parte del alumnado con autismo que "no está identificado como tal en los registros oficiales". El alumnado con TEA representa un 15 por ciento del total de alumnado con necesidades educativas especiales (ACNEE), siendo esta la segunda cifra más alta de todo el grupo.

Distribución por sexos

En relación con la variable sexo, la población infantojuvenil con TEA identificada es mayoritariamente masculina (87 por ciento), frente al 13 de mujeres, encontrándose en este grupo la diferencia entre géneros más acusada de todos los que pertenecen a la categoría ACNEE.


A nivel provincial, las que tienen un mayor número de alumnos con TEA, son Valladolid (312), León (260) y Burgos (224), siendo directamente proporcional a su población total.


Respecto al género, en todas las provincias el alumnado varón con TEA supera por amplia mayoría a las alumnas. Esta diferencia se destaca en Ávila, Segovia y Valladolid, donde los varones superan el 90 por ciento.


Estos evidencian, a juicio de CSIF, la "necesidad real" de que exista "más personal especialista de atención a la diversidad en los centros educativos como los orientadores, profesorado de servicios a la comunidad, docentes de pedagogía terapéutica y audición y lenguaje".


Por todo ello, CSIF aboga por tomar medidas que potencien los servicios de orientación laboral para las personas con Trastorno de Espectro Autista. "Solo siendo conscientes de la importancia de actuar ya, de potenciar los servicios de orientación laboral para facilitar el trabajo público y privado, y de apoyar el trabajo coordinado de profesionales de diversos ámbitos, se conseguirá la mejora de la calidad de vida, la inclusión y el pleno empleo de las personas con autismo", concluye el comunicado.