Zamora pone en marcha un nuevo modelo de movilidad urbana que traerá múltiples cambios a la ciudad

Zamora pone en marcha un nuevo modelo de movilidad urbana que traerá múltiples cambios a la ciudad

|

El Ayuntamiento de Zamora ha diseñado un nuevo modelo de movilidad basado en la recuperación de espacios para el peatón, el "calmado" del tráfico rodado en las áreas del casco urbano, la promoción de otros medios alternativos en detrimento del automóvil, y la contribución a la lucha contra el cambio climático. El nuevo modelo, en el que se recogen ya una serie de actuaciones y proyectos concretos, ha sido presentado hoy por el alcalde, Francisco Guarido, y el concejal de Obras, Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Romualdo Fernández.


Como primera medida, en el Pleno Municipal que se celebra mañana se habilitará una partida de 400.000 euros para actuaciones de mejora en los entornos de los colegios con el objetivo de recuperar espacio público para el peatón y el calmado del tráfico rodado. Y en este mismo ámbito se está desarrollando un modelo de Caminos Escolares Seguros que propondrá una serie de actuaciones cuyo objetivo es conseguir que los niños recuperen la calle y puedan ir al colegio de manera autónoma y con seguridad; para lo que hay asignado en el presupuesto de este año una partida de 50.000 euros.


Otras medidas se pondrán en marcha a corto y medio plazo son la creación de la zona de bajas emisiones en el Casco Histórico para lo que se espera contar también con una subvención de la Junta de Castilla y León. Un Plan de la bicicleta de Zamora, que incluye la reestructuración de la red de aparcabicis basada en criterios de origen-destino; una Red de ciclovías urbanas con el objetivo de facilitar la movilidad segura en bicicleta y otros medios alternativos; otra Red de ciclovías periurbanas que comuniquen con los pueblos del alfoz; la creación de aparcamientos disuasorios situados estratégicamente que permitan eliminar el tráfico parásito en la ciudad y sean percibidos como mejor opción a la hora de visitar Zamora, con servicios asociados como puntos de recarga de vehículos eléctricos, que estarían ubicados en la calle de Villalpando, la Aldehuela y en el edificio municipal de la antigua estación de autobuses.


Además se ampliará la red de recarga de vehículos eléctricos; la restructuración, calmado y reducción del tráfico en la avenida Cardenal Cisneros; se acometerá un reacondicionamiento y la reducción del tráfico en la zona liberada de la muralla; se realizará un nuevo diseño de la jerarquización de la red viaria urbana que se irá actualizando en función de los cambios de uso y flujos de tráfico; así como  la mejora del transporte público, integrándolo dentro de esta nueva filosofía y propiciando su uso, y la modificación de la Ordenanza de Circulación actual transformándola en una Ordenanza de Movilidad.


Todas estas medidas se enmarcan en la Declaración de Emergencia Climática, que fue apoyada de forma unánime por todos los grupos políticos a través del Pleno y que goza también de un importante apoyo social, según manifestó Romualdo Fernández, para quien la nueva política de movilidad forma parte de la estrategia de lucha contra el cambio climático que está impulsando el Ayuntamiento, siguiendo los principios del a declaración de emergencia climática, apoyado por todos los grupos políticos. Por lo tanto, los objetivos de estas medidas estratégicas de lucha contra el cambio climático y de modernización del modelo de movilidad urbano son: la mejora de la calidad del aire y la reducción de emisiones tanto de gases de efecto invernadero, como de ruidos. Pero, además, no podemos olvidar que la contaminación producida por los vehículos de combustión es fuente de problemas de salud, que afectan especialmente a los niños y las personas mayores.


En ese sentido la nueva estrategia de movilidad surge ante la necesidad de luchar cintra el cambio climático, pero también ante la urgente necesidad de tener una ciudad más sana y saludable, especialmente para niños y mayores. Y para ello hay que conseguir un tráfico más calmado y una reducción importante de los desplazamientos en vehículos de combustión. Por eso "estamos promoviendo otras formas de desplazamiento en la ciudad, más sostenibles, más seguras, más sanas y saludables. Formas de desplazamiento que no comprometan ni nuestro futuro ni nuestra salud y la de los demás. Entre todos y todas tenemos que conseguir y vamos a conseguir una Mejora de la Seguridad Vial, con una drástica reducción de la siniestralidad derivada del flujo de tráfico rodado, porque Zamora debe ser segura para los peatones" aseguró el concejal.


Todas estas cuestiones están relacionadas directamente con aquello que nos propone la Unión Europea de cara a hacer unas ciudades más sostenibles y con una mayor capacidad de resiliencia frente al cambio climático. Son cuestiones que van a tener líneas de financiación de Europa y en este sentido desde el Ayuntamiento ya se está trabajando y proponiendo al Gobierno proyectos concretos a través de las declaraciones de interés. En definitiva, se trata de un plan con medidas concretas, algunas de las cuales ya se están desarrollando y otras que están previstas y sobre las que se está trabajando para conseguir toda la financiación posible a través de los planes europeos "con el objetivo consensuado por todos de luchar contra el cambio climático y tener una ciudad más sana, saludable y sostenible".