Condenan la situación de “esclavitud” a la que fueron sometidas tres personas migrantes pidiendo más ayudas y no "simples parches"

Condenan la situación de “esclavitud” a la que fueron sometidas tres personas migrantes pidiendo más ayudas y no "simples parches"

|

La Policía Nacional en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en el marco de la operación "LAMB", detuvo el pasado 16 de marzo a un matrimonio, ambos de 61 años y sin antecedentes policiales, como presuntos autores un delito contra los derechos de los trabajadores y otro de amenazas.

El Partido Comunista de Valladolid ha condenado los hechos que se produjeron en Roales de Campos donde este “matrimonio ganadero fue detenido por mantener a tres personas migrantes trabajando para ellos en situación de esclavitud”.


LEER MÁS- Detenido un matrimonio por tener en semi esclavitud a tres trabajadores en una explotación ganadera de Valladolid


“Vivían hacinados en una caseta con techo de uralita, sin agua caliente ni calefacción, durmiendo en camas con pulgas y trabajando 18 horas diarias, sin descansos ni vacaciones, recibiendo tan solo unos 600 € mensuales. Asumían este maltrato pues necesitaban el dinero para mandar a sus familias”, apunta la organización en un comunicado recogido por NoticiasCyL Valladolid.


Además, apuntan que esta “era una práctica habitual del matrimonio a quien ya había denunciado la Inspección de trabajo” y añade que “iban rotando trabajadores en estas mismas condiciones”.


“Desde el PCTE denunciamos no solo la esclavitud a la que se veían sometidas estas personas, sino al gobierno actual que sigue sin dar soluciones reales a las personas migrantes que llegan a nuestro país en situaciones denigrantes buscando una vida mejor. Además, la situación de estas personas ha empeorado debido a la crisis sanitaria del coronavirus que está ralentizando todo tipo de trámites y ayudas a las personas migrantes que se encuentran desamparadas en nuestro país, sin dinero ni un techo bajo el que dormir”, aseguran.


Aseguran además que las ayudas que reciben “son simples parches” que “no dan una solución real al problema” y finalizan que ante “esta nueva muestra de que los beneficios de los explotadores capitalistas están por encima de la salud y dignidad de los trabajadores” asegurando que “solo dentro del socialismo podrán evitarse este tipo de situaciones”.