La Audiencia de Valladolid decidirá si admite a trámite la querella de un matrimonio que perdió los ahorros de su vida tras ser estafado mediante la venta de enciclopedias

La Audiencia de Valladolid decidirá si admite a trámite la querella de un matrimonio que perdió los ahorros de su vida tras ser estafado mediante la venta de enciclopedias

|

La Audiencia Provincial de Valladolid decidirá si admite a trámite la querella presentada por un matrimonio que perdió casi 20.000 euros, prácticamente los ahorros de toda su vida, tras ser estafado mediante la venta de enciclopedias. La Asociación ‘Azote Legal’ destacó que esta pareja sufrió durante más diez años las visitas de diferentes comerciales que conocían con carácter previo todos sus datos, que actuaban en nombre de diversas empresas y que les ofrecían enciclopedias y otros servicios por importes desorbitados. 

Los comerciales les presionaban a comprarlas mediante todo tipo de engaños, en jornadas ‘maratonianas’ de venta que se podían alargar durante más de seis o siete horas ininterrumpidas.


Los comerciales acudían a los domicilios de personas mayores que, generalmente, viven solas, y les ofrecían “ofertas” y regalos para que firmaran contratos por los que se les hace entrega de diferentes objetos como enciclopedias, móviles, portátiles o bicicletas. Los compradores, la mayoría de las veces, no sabían ni usar los artículos que compraban, por lo que se quedan incluso sin estrenar. 

Adicionalmente, estas compras suelen ser facilitadas por la firma de peculiares contratos de financiación a través de entidades financieras especialistas de préstamos al consumo, tales como Cetelem o Cofidis.

“Aprovechándose de su edad y vulnerabilidad, los vendedores convencieron a esta pareja de jubilados de haber contraído con ellos unos compromisos y que, de no cumplirlos, podrían llegar a perder incluso su pensión de jubilación. Nos consta que estos vallisoletanos no han sido sus únicas víctimas”, destacó.

Cansados del acoso por parte de estas empresas y con el miedo a contraer cada vez más deudas que nunca, el matrimonio terminó por pagar. El matrimonio acudió a Azote Legal, que les orientó a presentar una querella por un delito continuado de estafa y pertenencia a organización criminal contra todas estas personas y entidades.