Acusaciones de privatización de la sanidad pública en Zamora y una presión asistencial "insoportable" en Atención Primaria

Acusaciones de privatización de la sanidad pública en Zamora y una presión asistencial "insoportable" en Atención Primaria

|

Los últimos datos conocidos sobre pruebas médicas e intervenciones quirúrgicas derivados desde el Sacyl de Zamora a hospitales y centro médicos privados "revelan la privatización cada vez más descarada y menos encubierta de la Sanidad Pública" tal y como ha afirmado la vicesecretaria general del PSOE de Zamora y médico de Atención Primaria, Inmaculada García Rioja. "El Sacyl de Zamora ha optado por privatizar 700 resonancias y 120 operaciones de Oftalmología y 160 de Traumatología", aseguran.


La vicesecretaria general del PSOE de Zamora ya denunció el pasado mes de enero el incremento de días en listas de espera quirúrgica y de consultas especialistas de Zamora en 2020, casi al 48% con respecto a 2019". En el Complejo Hospitalario de Zamora, a fecha 31 de diciembre de 2020 los datos era de 108 días de lista espera en intervenciones quirúrgicas frente a los 73 días a 31 de diciembre de 2019, con un incremento de 35 días, es decir, + un 47,95%. En Consultas Externas de especialistas la lista de espera era de 105 días frente a los 71 días de 31 de Diciembre de 2019, con un incremento de 34 días, es decir, + un 47,89%.


"Amparándose en la gravedad de los datos de listas de espera, cuya responsabilidad recae únicamente en la nefasta y negligente gestión de la Junta de Castilla y León, la Consejería de Sanidad ha optado por externalizar más pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas, es decir, privatizar y privatizar progresivamente el catálogo de prestaciones del Sistema Público de Salud de Castilla y León" añade la Vicesecretaria General del PSOE de Zamora.


García Rioja ha calificado de "indecente" que además la Junta de Castilla y León pretenda utilizar la pandemia del Covid para justificar su plan de privatización puesto en marcha anteriores legislaturas que ahora está desarrollando cómodamente Mañueco con la intensa colaboración de Igea y Verónica Casado".


El PSOE de Zamora ha denunciado el "modus operandi" de la Junta de Castilla y León para intentar justificar la externalización de consultas y operaciones a hospitales y centros médicos privados: primero se reduce el personal médico y sanitario y los recursos técnicos, luego se saturan las listas de espera, después se le echa la culpa al Covid y, por último, ante la falta de personal médico y sanitario y medios técnicos para atender las consultas e intervenciones y, por tanto, las listas de espera disparadas, se externalizan a centros privados".


Inmaculada García Rioja subraya una idea clara: "El Partido Popular persigue el modelo de gestión del Sistema de Salud de Castilla y León a través de la sanidad privada y de seguros médicos de compañías privadas. Y deteriorando deliberadamente la Sanidad Pública pretenden crear un estado de opinión entre los ciudadanos de que la sanidad privada es mejor: derivando pruebas e intervenciones a hospitales privados y animando a la contratación de seguros médicos privados como garantía de atención que no puede ofrecer el Sistema Público de Salud".


Frente a la privatización y externalización de consultas el PSOE de Zamora apuesta por "la defensa de la Sanidad Pública y la contratación de más profesionales sanitarios y en mejores condiciones laborales además de dotar de más medios técnicos lo centros hospitalarios".


Presión asistencial "insoportable" en Atención Primaria


García Rioja también se ha referido a los últimos datos publicados para denunciar el deterioro de la Atención Primaria con una presión asistencial "insoportable" para los facultativos.


Centros de Salud como Puerta Nueva, Santa Elena y Parada del Molino en Zamora o Benavente Norte están saturados porque no hay médicos suficientes para atender a las personas por que la Junta de Castilla y León no contrata personal y cuando lo hace lo hace en unas condiciones laborales y económicas que desmotivan a los profesionales sanitarios.


A ello hay que añadir que los consultorios médicos locales siguen cerrados lo que provoca aún mayor saturación de los servicios de urgencias y hospitalarios del Complejo de Zamora.