Pablo Fernández (Podemos): “Espero que la moción de censura pueda fructificar pero a día de hoy tampoco tengo muchas esperanzas”
Campillo ICAL. El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, presenta la candidatura del proceso autonómico de la formación y analiza la actualidad política de la provincia

Pablo Fernández (Podemos): “Espero que la moción de censura pueda fructificar pero a día de hoy tampoco tengo muchas esperanzas”

El líder de Podemos en Castilla y León espera que el cambio se produzca por convencimiento y no se asemeje al caso de Murcia
|

Elena F. Gordón / ICAL

El líder autonómico de Podemos, Pablo Fernández, mostró hoy sus dudas sobre la posibilidad de que prospere la moción de censura planteada por el PSOE en las Cortes Autonómicas de Castilla y León y que su formación apoya. “Espero que la moción de censura pueda fructificar pero a día de hoy tampoco tengo muchas esperanzas”, afirmó preguntado al respecto y tras los acontecimientos recientes en la Comunidad de Murcia.

“Ciudadanos está en absoluta descomposición y el PP es un partido carcomido por la corrupción, que se jacta de comprar diputados y diputadas en la Comunidad de Murcia; me parece algo infame e indecente y en esta comunidad puede pasar lo mismo. A día de hoy la verdad es que dudo que pueda llegar a salir adelante”, manifestó.

También quiso insistir en que espera que si en Castilla y León la moción prospera sea por el convencimiento de quienes la apoyen y no por intereses particulares. “Si sale, que sea por formas democráticas, porque se ha pactado así y Ciudadanos tenga claro que ese cambio es necesario en Castilla y León”, remarcó.

“Creo que es importante que si hay un apoyo a esa moción fuese porque los parlamentarios de Ciudadanos estén convencidos. Creo que sería malo para la política en general y para esta tierra que pudiese salir adelante porque hay tres o cuatro procuradores que, como en Murcia, se desmarquen de la posición del partido. Sería un borrón”, argumentó.

Para Fernández, la derecha española ofrece estos días una “imagen esperpéntica” que perjudica a todo el mundo porque genera una desafección enorme de la ciudadanía hacia la política “y es un espectáculo deplorable” sobre que el que su partido permanece ajeno.