La moción de censura del PSOE solo prosperaría con tránsfugas: "No hay nadie dispuesto a cambiar de voto por una dádiva"

La moción de censura del PSOE solo prosperaría con tránsfugas: "No hay nadie dispuesto a cambiar de voto por una dádiva"

|

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente, Francisco Igea, han comparecido hoy en una rueda de prensa conjunta para "dar un mensaje de tranquilidad" a los ciudadanos de Castilla y León, en palabras del presidente del ejecutivo regional tras la presentación de una moción de censura por parte del PSOE, que se debatirá entre el 24 y el 25 de marzo en las Cortes regionales.


"La estabilidad y la cohesión de este gobierno está garantizada", ha asegurado Fernández Mañueco, quien ha subrayado que "somos un gobierno unido de dos partidos que trabaja en la mayor de las sintonías y que cuenta con el apoyo de la mayoría de las Cortes". En este sentido, ha señalado que su prioridad es proporcionar la estabilidad que necesitan los sectores económicos y sociales, trabajadores y familias en el contexto de la crisis del coronavirus. "El vicepresidente y yo ratificamos esa estabilidad y la confianza en el futuro".


Tras la declaración pública de la presidenta del partido, Inés Arrimadas, de que no apoyará la moción de censura registrada por el PSOE, solo cabe la opción de que procuradores de Ciudadanos rompan la disciplina de partido y al menos cuatro tránsfugas voten 'sí' a la moción. Francisco Igea insiste: "Tengo absoluta confianza en que la gente que se presentó con nosotros lo hizo para cambiar las cosas, llegar a acuerdos y hacer políticas. Quien piense eso de nuestros procuradores es que no los conoce como yo. No hay nadie dispuesto a cambiar de voto por una dádiva, son gente honrada, el alma y lo mejor de nuestro partido".


Por su parte, Fernández Mañueco tampoco tiene dudas: "Confío plenamente en la palabra de Inés Arrimadas".