Caja Rural de Zamora obtiene un beneficio de 24,7 millones de euros en el año de la pandemia

Caja Rural de Zamora obtiene un beneficio de 24,7 millones de euros en el año de la pandemia

Con un descenso del beneficio de tan sólo el -1,7% respecto al dato registrado en el año anterior
|

Caja Rural de Zamora ha presentado esta mañana su Balance Anual de Cuentas de 2020. Un resumen que arroja la buena salud de la que goza la entidad bancaria de la espiga, que en el año de la pandemia del coronavirus obtuvo un beneficio de 24,7 millones de euros. Caja Rural de Zamora mantiene, por tanto, una alta rentabilidad en un escenario económico especialmente difícil como el actual con un descenso del beneficio de tan sólo el -1,7% respecto al dato registrado en el año anterior.


Así lo han presentado su director general, Cipriano García, junto al presidente de la entidad, Nicanor Santos, que han destacado especialmente como su modelo de banca "local, cercana y enfocada a las personas" ha sido clave en el mantenimiento económico de la entidad durante este complicadísimo 2020. La estrategia de Caja Rural se ha apoyado fundamentalmente en la inversión de la mayor parte de sus recursos en el desarrollo económico de la provincia, con un aumento de la inversión crediticia y los recursos gestionados. También se ha seguido apostando por la consolidación de su modelo económico hacia otras provincias limítrofes, que ha dado un buen resultado de confianza en territorios como León, Valladolid u Ourense. Y, especialmente este año, el compromiso de Caja Rural ha sido volcarse en ayudar a la sociedad, consolidando su modelo de banca local.


Una estrategia económica y social que, al final, se ha revertido en unos datos muy positivos para la entidad dada la situación actual. Y es que, la banca zamorana ha aumentado su negocio en un 18,%, cifra que casi dobla el crecimiento del año 2019 (9,8%), hasta alcanzar los 4.350 millones de euros, con un incremento de negocio de 644 millones de euros más en 2020. Algo que ha permitido que el crédito nuevo a empresas y particulares se haya colocado en un 33,1%, hasta los 859 millones de euros (año 2019 645 millones), prueba indudable de su apoyo al tejido productivo en momentos tan difíciles como los actuales. Por otro lado, la inversión crediticia ha aumentado un 19,8% (tasa de crecimiento superior a la registrada en 2019, que fue de un 13,1%.


Al lado de la gente


Tanto el director general como el presidente de la entidad han querido mandar el pésame y sus condolencias a todas aquellas personas que han perdido un ser querido a causa de la pandemia. Y es que Caja Rural se preocupa especialmente por estar "al lado" de las familias y empresas de Zamora. De hecho, toda la liquidez aportada al tejido productivo en la provincia, vía créditos, ha sido obra de Caja Rural de Zamora, mientras que el resto de entidades registran un descenso interanual del crédito del -2,0%.


Algo que también se refleja en los particulares, en las familias de Zamora. Y es que, Caja Rural es responsable de haber concedido el 70,8% de las nuevas hipotecas de la provincia durante 2020. Además, mantienen su compromiso con el mundo agropecuario, ya que de las 9.568 solicitudes PAC presentadas en Zamora, 5.209 están domiciliadas en Caja Rural de Zamora, lo que representan más de la mitad de la provincia, un 52,44%. Por todo lo anterior, no es de extrañar que la entidad de la espiga cuente con 52.000 socios y 146.000 clientes, y un total de 242 cooperativas asociadas. De hecho, sus socios han aumentado en más de 8.600 en los últimos seis años, de los cuales más de dos mil en el último ejercicio. 


Esto hace que Caja Rural se consolide como la mayor entidad financiera de Zamora, con cuotas de mercado cada vez mayores. Así, la inversión a 30/09/2020 ya representa el 40,8% del mercado. (+2,6% en 2020); y en depósitos bancarios, su cuota asciende hasta el 28,9%. (+1,5% en 2020).


Por otro lado, la entidad vive un alza en sus recursos gestionados, un 16,7%, cifra muy superior a la registrada en el año 2019 (7,7%). Los recursos fuera de balance suman 424 millones de euros, representan un 16,1% de los recursos gestionados por la entidad; mientras que los recursos propios alcanzan los 256 millones de euros, lo que supone un alza del 10,7% respecto al dato registrado a 31/12/2019.


Además, su ratio de solvencia se sitúa en el 17,2% con un alza de un 0,4% sobre la solvencia registrada a 31/12/2020 cifra en todo caso, muy superior al nivel mínimo exigido. Y otro signo de su buena gestión económica es que han saneado de forma muy importante los activos problemáticos la Tasa de Mora, la cual se sitúa en el 2,42%, con un descenso porcentual -19,9% sobre el dato registrado en 2019, es una tasa inferior en un 53% a la registrada por el sistema financiero (4,44% a 30/11/2020). Finalmente, la ratio de eficiencia de la entidad es de 44,3%, con un descenso del -1,2% sobre 31/12/2019, dato mucho más positivo de la media nacional de entidades financieras.