​Ibáñez pide “evitar los sesgos que nublan los objetivos" ante las críticas al foro del PP de Burgos sobre igualdad
Ricardo Ordóñez ICAL . El Grupo Popular del Ayuntamiento de Burgos organiza de manera telemática un café-tertulia para debatir sobre la perspectiva de género, con la participación del consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez

​Ibáñez pide “evitar los sesgos que nublan los objetivos" ante las críticas al foro del PP de Burgos sobre igualdad

El consejero de la Presidencia destaca el avance del I Plan de Igualdad de la Junta, pero reconoce que el 91% de los permisos por cuidados son pedidos por mujeres
|


El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, rechazó hoy las críticas al foro 'Entre Iguales', organizado por el Grupo Popular del Ayuntamiento de Burgos, en el que participaron otros tres hombres. Aseguró que es necesario más “naturalidad” para debatir sobre este problema y que siempre hay “evitar los sesgos que nublan los objetivos”.


Ibáñez intervino este domingo en Burgos en un debate con el director del Ballet Contemporáneo de Burgos, Alberto Estébanez; el presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos FAE, Miguel Ángel Benavente y el catedrático de la Universidad de Burgos Manuel Manso.


Además, el consejero reconoció que su objetivo como político y como padre de dos hijas, es dejarles un futuro mejor y acabar con los obstáculos que impidan que cualquier persona, independientemente de su sexo, “llegue hasta donde quiera llegar”. A la vez que subrayó que la igualdad forma parte de los “pilares estructurales” en los que desarrolla su actividad política en el día a día.


En su intervención, destacó que el I Plan de Igualdad para los empleados públicos de la Comunidad de Castilla y León, aprobado el pasado mes de febrero, es un paso más dentro de los progresivos avances que se están produciendo en materia de igualdad en los últimos años y que busca la “cultura del equilibrio”.

No obstante, reconoció que el 85 por ciento de las excedencias que se solicitan por cuidado de hijos corresponden a mujeres, porcentaje que se eleva al 91 por ciento en el caso de las reducciones de jornada por cuidados de familiares, y apuntó que uno de los objetivos del Plan de Igualdad es que, dentro de la libertad de cada familia, se incremente las solicitudes de estos permisos por parte de los hombres.

También indicó que la aprobación del Plan de Igualdad, del que se beneficiarán los 86.000 empleados públicos de la Junta, de los que el 72 por ciento son mujeres, fue costoso, pero destacó que finalmente se alcanzó la unanimidad entre todos los agentes sociales.


Además, indicó que el Plan de Igualdad también busca “remover otros muchos obstáculos” en lo relativo al acceso a la función pública, prestar un apoyo especial a las mujeres víctimas de la violencia de género y fomentar el teletrabajo como fórmula para una mejor conciliación.


A su vez, Ibáñez anunció la elaboración de un estudio de los salarios desde una perspectiva de género para identificar si existe alguna condición vinculada a determinados puestos que está infravalorada o supravalorada en función del sexo.


Al mismo tiempo, el consejero indicó que, al margen de este plan, desde la Junta se están poniendo en marcha diferentes iniciativas en materia de igualdad y nuevas redes de colaboración. En este sentido se refirió a la red Mujer Rural, impulsada por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, en colaboración con la de Agricultura, para mejorar las condiciones sociolaborales de las mujeres rurales, “clave si queremos asentar población en los pequeños pueblos”.


Según explicó, el objetivo es facilitar que las mujeres que optan por vivir en el medio rural puedan acceder de una forma más sencilla a subvenciones, a financiación en el caso de ser empresarias, y que la Junta promocione de un “forma especial” las explotaciones agrarias en las que participen las mujeres”.

Cultura


Por su parte, Alberto Estébanez aseguró que la cultura tiene una deuda muy grande con la mujer y aseguró que mientras hay más mujeres en disciplinas como la danza o entre los actores, son muy pocas las mujeres que llegan a dirigir una orquesta o directoras de cine o teatro, y menos las que se colocan al frente de las empresas de producción y distribución. Además, en el caso de la danza, aseguró que una bailarina que quiere ser madre “debe pagar un precio muy alto”.


Mientras tanto, Manuel Manso reclamó que se cumpla la actual legislación y se establezcan discriminaciones positivas a favor de las mujeres, en lugar de políticas que calificó de “puro barniz” como el lenguaje inclusivo.


Por último, Miguel Ángel Benavente puso el acento en la formación y recalcó que es necesario que es necesario acabar con el desequilibrio en la formación e incentivar que las mujeres apuesten por las carreras técnicas y de ciencias, así como por la formación profesional que les permita acceder a la industria.