Los proyectos de cooperación de Castilla y León 'salvan' la vida a 281.205 mujeres

Los proyectos de cooperación de Castilla y León 'salvan' la vida a 281.205 mujeres

La Junta destaca los proyectos de abastecimiento, saneamiento e higiene
|


La Junta de Castilla y León destacó hoy que ha contribuido a la mejora de las condiciones de vida de 281.205 mujeres en una docena de países en desarrollo mediante los proyectos de cooperación internacional subvencionados en los dos últimos años.


En un comunicado, con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra mañana 8 de marzo, con su lema 'Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19', indicó que e Plan Director de Cooperación para el Desarrollo vigente incide en la promoción de la plena y efectiva participación de las mujeres en la toma de decisiones, del empoderamiento así como de la igualdad de oportunidades.


En concreto, la Junta indicó que ha financiado en los dos últimos años proyectos de cooperación internacional cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida de las personas que viven en países en desarrollo, las que más sufren, en gran medida mujeres y niñas.


Algunas de las iniciativas llevadas a cabo han sido proyectos de construcción de pozos y puntos de agua potable, suficiente y accesible. Con ello, además, se mejora la vida de las mujeres en varios aspectos, pues son ellas las que principalmente se dedican al acarreo de agua. Reducir el tiempo que dedican a ello facilita su ejercicio de otros derechos, como es su acceso a la educación, o a la generación de ingresos y obtención de medios de vida.


Además, precisó que la distancia entre sus domicilios y el pozo permite a estas personas socializar y poder acudir cuantas veces lo necesiten. Ello también les permite no cargar con pesos muy grandes y no tienen que dedicar gran parte del día a la búsqueda de agua para la familia.


Además se han llevado a cabo proyectos de saneamiento con la construcción de letrinas diferenciadas por sexo. El Gobierno autonómico también financió intervenciones concentradas en asegurar el derecho humano a la salud materna y neonatal a través de las nuevas tecnologías y de formaciones a agentes de salud comunitarios que reducen la mortalidad tanto de las madres como de los bebés en el primer año de vida.


También citó los dirigidos a atender a mujeres víctimas de violencia de género de forma directa, estableciendo protocolos de atención sanitaria y formando a los profesionales para que sepan identificar los malos tratos. Además, remarcó que se está trabajando con los responsables distritales para que se aborde esta lacra social desde el aspecto normativo y comunitario.


En proyectos de ayuda humanitaria y atención a crisis cronificadas, desde la Junta de Castilla y León se han financiado kits higiénico-sanitarios para mujeres, que incluyen elementos para la higiene menstrual, algo que normalmente se olvida cuando se atiene a las personas que viven en campamentos de refugiados y que invisibiliza las necesidades específicas de las mujeres.