El Ayuntamiento de Salamanca impulsa nuevas medidas de apoyo a los sectores más afectados por la crisis del coronavirus
El taxi, uno de los sectores afectados por la crisis de la pandemia

El Ayuntamiento de Salamanca impulsa nuevas medidas de apoyo a los sectores más afectados por la crisis del coronavirus

La próxima comisión municipal de Hacienda estudiará la rebaja de la tasa por la reserva de espacios destinados al estacionamiento de taxis y para la carga y descarga de equipajes de los clientes de los alojamientos turísticos de la ciudad en un 99%
|

El Ayuntamiento de Salamanca eliminará en su práctica totalidad el pago de la tasa por la reserva de espacios destinados al estacionamiento de los taxis y para la carga y descarga de equipajes de los clientes de los alojamientos turísticos de la ciudad.


Se trata de una medida que cuenta con el consenso y el aval de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento. En este contexto, la próxima comisión municipal de Hacienda estudiará la rebaja de esta tasa en un 99% tras contar con el visto bueno de la Comisión de Seguimiento del Pacto Político Municipal para la protección de las personas y para la reactivación económica surgida a raíz de la pandemia del coronavirus.


Con ello, el Consistorio pretende aliviar la carga tributaria de estos sectores especialmente afectados por la crisis del COVID-19. Como consecuencia de la grave crisis sanitaria se han producido fuertes restricciones de la movilidad que han afectado sensiblemente a los trabajadores del taxi y de los establecimientos hoteleros.


Cabe recordar que el Ayuntamiento de Salamanca, junto a la congelación de tributos, precios públicos y tarifas, ya redujo en un 99% la tasa por ocupación de la vía pública para terrazas y vendedores del Rastro extendiéndose la misma medida a las atracciones de feria y a los puestos de venta de helados, castañas y churros.


Así pues, esta iniciativa se suma a muchas otras que ha promovido el Ayuntamiento de Salamanca para mantener el funcionamiento de los servicios públicos municipales con criterios de calidad y, al mismo tiempo, contribuir a paliar los efectos de la crisis sanitaria sobre las personas y las familias, los empresarios y los autónomos.