La Guardia Civil descubre un cebadero con restos de corderos y teneros para la caza de lobos en Palencia

La Guardia Civil descubre un cebadero con restos de corderos y teneros para la caza de lobos en Palencia

Dos hombres están siendo investigados por los hechos
|

La Guardia Civil de Palencia investiga a dos hombres, de 51 y 36 años, por supuestos delitos contra recursos naturales y medio ambiente, relativos a la protección de la flora la fauna y animales domésticos, por un delito de caza furtiva nocturna y sin autorización del titular del coto y careciendo de licencia de caza.


Según fuentes del Instituto Armado, durante un servicio de vigilancia y control en prevención de la caza furtiva de piezas de caza mayor, se localizó un cebadero con restos de corderos y teneros en el coto de Cubillo de Castrejón para atraer a los lobos.


Tras realizar vigilancias nocturnas en el paraje conocido como 'Tremedo' sobre las 00.25 horas, los detenidos fueron sorprendidos 'in fraganti' en el interior de una caseta tiradero en clara actitud de caza nocturna, quienes al percatarse de la presencia de los agentes se ocultaron en una caravana abandonada situada a escasos metros donde se agazaparon para no ser vistos.


Cuando salieron de la misma se comprobó que uno de ellos portaba un rifle en la mano con un cartucho en la recámara, lista para su uso. El otro llevaba una cámara térmica activada, siendo de gran ayuda para la caza nocturna. También portaban en una mochila un precinto para caza de lobo de un coto diferente a donde se encontraban, supuestamente para poder hacer legal el acto de la caza furtiva.


Así, se les decomisó un rifle, un cartucho metálico alojado en la recámara del rifle, un cámara-visor térmico de visión nocturna y un visor térmico de visión nocturna, acoplado al arma como mira telescópica.


Uno de ellos es un cazador-guía que realiza actividades frecuentes de caza furtiva de lobo (canis lupus), utilizando métodos como cebar la zona con cadáveres bovinos y ovinos, la colocación de cámaras de foto trampeo para el control de actividad en la zona o la realización de esperas nocturnas en una zona cebada previamente mientras se espera en una caseta-tiradero provisto de rifle con visor nocturno, permitiendo realizar un tiro fácil cuando el lobo se acerca.


Los investigados tienen ya numerosos antecedentes de denuncias administrativas de caza y al reglamento de armas.


Se instruyen diligencias para su remisión al Juzgado de Instrucción nº 2 de Cervera de Pisuerga.