El Pleno del Ayuntamiento aprueba la liquidación de Presupuestos 2020 y 'se pelea' por el tren en Sanabria

El Pleno del Ayuntamiento aprueba la liquidación de Presupuestos 2020 y 'se pelea' por el tren en Sanabria

|

En el Pleno del Ayuntamiento de Zamora de hoy se ha dado cuenta de la Liquidación del Presupuesto de 2020, que arroja un superávit presupuestario de 6.376.529,81 euros, con un remanente líquido de Tesorería de 37.459.046, 26 euros. De esa cantidad habrá que detraer más de 5 millones de euros de las obligaciones pendientes de pago y otros 8 millones correspondientes a las obligaciones a las que hay que hacer frente sobre inversiones ya adjudicadas o en camino de adjudicación. 


Los ingresos municipales se han reducido durante el pasado año en 1.523.313,60 euros, a la vez que los gastos se han incrementado en 2.862.853,86 euros como consecuencia de la situación generada por el coronavirus. Una situación que ha sido posible afrontar gracias a la situación económica saneada en la que se encuentra el Ayuntamiento, con un volumen de endeudamiento de 0,00%, lo que permitirá también a hacer frente a los servicios e inversiones futuras, sin subir los impuestos. 


La disminución de los ingresos ha venido dada tanto por las medidas de flexibilización que ha adoptado el Ayuntamiento para no cargar a los sectores más afectados por la crisis, como por el descenso de la actividad que ha hecho reducir la recaudación por las tasas de utilización de los servicios municipales. Entre los gastos extraordinarios del pasado año figuran los programas Relanza para autónomos y los Bonos del Comercio que han supuesto una inyección de dinero a la economía local de 1.101.375 euros; así como las ayudas directas a trabajadores, las ayudas de urgente necesidad y otras ayudas de carácter social, que suman más de 400.000 euros. A ello se añade el incremento del gasto corriente de servicios como la limpieza y desinfección por la Covid, los contratos de control y vigilancia y el incremento de otras medidas sanitarias y de seguridad que han supuesto un aumento del gasto corriente en más de 1,3 millones de euros. 


El Pleno municipal, que de nuevo se celebró de forma telemática y comenzó con dos minutos de silencio por las dos mujeres muertas como consecuencia de la violencia de género durante este mes de febrero, conoció el informe de control financiero a fecha de noviembre pasado; y aprobó un Reconocimiento de Créditos de facturas correspondientes a suministro y servicios pendientes del año anterior, por un importe de 11.252,26 euros para facturas sin reparo de la Intervención municipal, y de 94.484,67 euros de factura con reparo. 


Por último, el Pleno aprobó tres mociones, dos de ellas presentadas por todos los grupos municipales: la declaración institucional con motivo del 8 de marzo, día internacional de la mujer; y el apoyo a la asociación de Castilla y León de Academias y Centros de Enseñanza (ACLACEN) para la adhesión a la queja planteada ante el Procurador del Común en relación con la reclamación como esencial de la actividad llevada a cabo por academias y centros privados de enseñanza no reglada; y la Zamora, presentada por el Grupo Municipal de Izquierda Unida, por el incremento de los servicios ferroviarios convencionales, públicos y sociales en la ciudad y en la provincia de Zamora.


"El tren chu-cu-chu"


Ha sido esta última moción, la presentada por el concejal de Barrios, Pablo Novo la que más revuelo ha levantado en la sesión de hoy. El concejal zamorano ha hecho una defensa de la necesidad social y para el medio rural que supone el mantenimiento del tren convencional en zonas de la provincia de Zamora, especialmente en Sanabria, también como punto de contacto con la capital. Algo que ha levantado el enfado del concejal del Partido Popular, Jesús María Prada, el cual ha afeado al concejal de IU que el Pleno de la capital no era el espacio de debate o de reclamación a la Diputación de Zamora, sobre el mantenimiento de este servicio ferroviario tradicional.


Prada Saavedra se ha referido a la moción de Novo como "vienen ahora hablarnos del tren chu-cuc-chu, en lugar de defender y reclamar lo que realmente es importante para los ciudadanos de Zamora capital, la recuperación de las frecuencias del AVE, que sirven para cientos de zamoranos puedan trabajan en Madrid y vivir en la capital". Un servicio para el concejal popular que también sirve para atraer visitantes desde la capital de España, "como bien sabe el concejal de Turismo", añadía el también diputado de Turismo de la Diputación de Zamora.