Esta calle de Zamora capital vuelve a la normalidad tras un mes de obras

Esta calle de Zamora capital vuelve a la normalidad tras un mes de obras

|

Una vez concluidas las obras de mejora, remodelación y ensanche de aceras de la calle Condes de Alba y Aliste, en el tramo comprendido entre Fray Toribio de Motolinía y Víctor Gallego, mañana se reabrirá al tráfico a partir de primera hora de la mañana, con el mismo sentido de circulación que tenía con anterioridad.


Esta mejora ha consistido fundamentalmente en el incremento de la anchura de las aceras, para lo que ha sido necesaria la supresión de una de las dos líneas de estacionamiento existentes, en concreto la de la margen derecha en el sentido de la circulación, manteniendo la de la margen izquierda, a la que se ha trasladado también la zona delimitada de carga y descarga. Para ello se ha procedido a un levantamiento general de las aceras existentes y construcción de las nuevas, lo que ha hecho necesario también el recrecimiento de las arquetas y pozos de registro, y la adecuación de los vados peatonales y de acceso al único garaje existente. Durante la realización de las obras se ha cortado el tráfico de vehículos, pero se ha posibilitado el tránsito de las personas, con itinerarios delimitados compatibles con el desarrollo de los trabajos.


El presupuesto de ejecución ha sido de 39.999,97 euros, con una baja del 17% por parte de la empresa adjudicataria de las obras, sobre el presupuesto base de licitación que fue de 48.394,25 euros. Los trabajos comenzaron el pasado 23 de enero, con un plazo de realización de dos meses, que se ha reducido prácticamente a la mitad, tal como se comprometió la empresa adjudicataria "siempre que las condiciones climatológicas lo permitieran".