“El mensaje evangélico me lleva a proteger la vida de mis hermanos”
Parroquia de Nuestra Señora de Prado de Parquesol, en Valladolid

“El mensaje evangélico me lleva a proteger la vida de mis hermanos”

|

El cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, lamentaba este miércoles “el límite de 25 personas que nos ha impuesto nuestro Gobierno para ir a misa” y reclamaba “no ser discriminados” en el comienzo de su homilía en la Eucaristía que ofició en la Catedral de Valladolid en la celebración del Miércoles de Ceniza.


En la mañana de hoy, y tras el Consejo de Gobierno de este jueves, la Junta de Castilla y Léon ha anunciado que el cierre perimetral de las provincias dejará de estar vigente desde el sábado y también el cambio de criterio en los lugares de culto con ese límite de 25 personas que pasará a ser ahora de un tercio del aforo, como pedía el Arzobispado de Valladolid.


Igea ha contestado a Blázquez asegurando que “no está en la biblia ni en el nuevo testamento decir amén a lo que dice un cardenal” y ha afirmado que “tiene respeto por ellos” y que “entiende el mensaje”.


“El mensaje evangélico me lleva a proteger la vida de mis hermanos. Hago lo que creo que tengo que hacer como político y como cristiano”, ha añadido el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León.


Igea ha vuelto a defender la limitación a 25 personas en los lugares de culto de las últimas semanas para “proteger vidas” y ha apuntado que “está cansado de ser el centro de todas las críticas” pero que “no puede relajar su trabajo ni cansarse”.