Izquierda Unida solicita que se acabe con la precariedad del profesorado de la Escuela Municipal de Música
La concejala de IU, Virginia Carrera

Izquierda Unida solicita que se acabe con la precariedad del profesorado de la Escuela Municipal de Música

Virginia Carrera denuncia que la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes tiene a toda su plantilla con un contrato temporal
|

En palabras de Carrera  “esto es un ejemplo más de que la Fundación debe extinguirse y  que  se integren  sus funciones en el organigrama del Ayuntamiento y que en materia de cultura y educación  se apueste por el empleo público y nuca por la precariedad”


La Escuela Municipal de Música y Danza dependiente del Ayuntamiento y gestionada por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes cuenta en la actualidad, según la página de transparencia de la propia Fundación, con 32 personas en plantilla. De estas el 50 % están con contratos  temporales, es decir todos los que dependen de la Fundación.


 La  Escuela cuenta con personal funcionario o laboral dependiente del Ayuntamiento que son fijos y por otro lado personal que es contratado por la Fundación.  Actualmente, la mayor parte de plantilla de la Fundación posee un contrato temporal y, en algunos casos, se trata de vacantes del ayuntamiento que aún no han salido a oposición pública (en esta situación están 4 personas). Al mismo tiempo es destacable el hecho de que hasta 12 trabajadores y trabajadoras están con contratos temporales y precarios. La Fundación no cree en la estabilidad en el empleo y mantiene contratos de obra y servicio dando de alta al inicio de curso y mandando al “paro” finalizado el curso.


En palabras de Carrera “esto que hace continuamente la Fundación es un maltrato a  las trabajadoras y trabajadores de la Fundación, la necesidad docente existe, deben planificar la gestión generando estabilidad en el empleo y generando relaciones laborales estables a su plantilla”.


En el Patronato de la Fundación celebrado esta mañana, Alberto Santamaría miembro del Patronato ha exigido que se convoquen las oposiciones de las plazas que están vacantes y que se  acabe con las contrataciones temporales derivadas de la Fundación. Si la especialidad existe y se oferta no tiene sentido hacer un contrato temporal para una necesidad que no es temporal


 Santamaría también ha recordado “la importancia de que los estudios de danza sean respetados y como tal se deje de externalizar este servicio y se convoquen plazas públicas cuanto antes y que así se dignifique la enseñanza de la danza”.


 Izquierda Unida seguirá reivindicando la supresión de la Fundación en base a argumentos probados, en este caso la precarización de las plantillas y la falta de estabilidad en la gestión.