La vacuna ya deja su efecto en Castilla y León con una caída de contagios del 80% en las residencias

La vacuna ya deja su efecto en Castilla y León con una caída de contagios del 80% en las residencias

|

Se marcó el 2021 como el año de la esperanza. Ya en diciembre llegaron las primeras vacunas para las residencias y mes y medio después casi se ha conseguido ya inmunizar a todos los mayores institucionalizados de Castilla y León. Cierto es que el tema de las vacunas, por múltiples controversias, desde las irregularidades al lento ritmo con las que siguen llegando, está siendo un quebradero de cabeza pero su efecto ya lo están dejando en España y Castilla y León.


En la primera, los brotes han caído de manera significativa en las residencias en comparación con el resto de la sociedad y en Castilla y León ocurre algo similar. Según los datos que aporta la Junta, la caída de contagios en la última semana con respecto a dos pasadas ha sido de casi un 80%, desde los 579 del 22 al 29 de enero a los 123 del 5 al 12 de febrero.


Cierto es que se debe valorar este dato en relación a lo que ocurre en el exterior, con una caída de contagios totales muy importante, tanto o más que la subida que preocupó en enero. Sin embargo, la caída de contagios a nivel general es del 67% en ese mismo periodo de tiempo, de 16.674 a 5.473, por lo que las residencias están teniendo un comportamiento mejor pese a la dificultad de superar un descenso tan acusado.


Detrás de todo ello está la vacuna que, recuerden, tiene su efecto inmunitario a la semana de ponerse la segunda dosis. La Junta de Castilla y León afirma en su portal de transparencia de haber vacunado ya con las dos dosis hasta a 32.894 personas mientras que son 40.898 las que se encuentran en algún centro residencial. En ese desfase de 8.000 personas también se encuentran las 5.417 que también se han vacunado del ciclo completo en otras instituciones.


Además, por provincias tampoco se ha completado de la misma manera el ciclo. En Soria ya la semana pasada se anunció que todos los residentes ya estaban vacunados y lo cierto es que no hay contagios desde el 31 de enero. A otras provincias les ocurre lo mismo en la última semana como Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora. Burgos, además, lleva estable también varios días y los contagios solo se acumulan en Ávila, León y Valladolid. No en vano, en esta última semana, entre las tres cuentan con más de 80 contagios de los 123 totales. Palencia también cuenta con un buen número debido al primer día de la semana pero después se ha estabilizado.