El 112 alerta del riesgo de aludes en la Sierra de Guadarrama para este fin de semana

El 112 alerta del riesgo de aludes en la Sierra de Guadarrama para este fin de semana

|

El servicio de Emergencias 112 Comunidad de Madrid ha alertado a ayuntamientos y organismos regionales del aviso por riesgo de aludes de nivel 3, en una escala de 5, en la Sierra de Guadarrama para este fin de semana.


Fuentes del servicio de regional de emergencias han explicado que este aviso de nivel 3, con riesgo notable-limitado, ha sido elaborado por los técnicos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en base a la predicción a partir de este viernes.


Así, se espera que en la Sierra de Guadarrama, con un manto continuo de nieve por encima de unos 1.500 metros, se puedan formar aludes pequeños o localmente medianos durante los próximos días ante la llegada de placas de viento y la formación de nieve húmeda por lluvias débiles y temperaturas poco elevadas.


ESTADO DEL MANTO DE NIEVE Y EVOLUCIÓN
La templada situación meteorológica que dominó hasta los primeros días de febrero dejó un manto de nieve escaso y evolucionado, presente sólo en zonas cimeras, principalmente en canales y ventisqueros. Pero desde el pasado fin de semana esta situación ha cambiado radicalmente.


Una sucesión de borrascas de procedencia atlántica, con frentes asociados, ha dejado cuantiosas precipitaciones acumuladas (entre 50 y 100 l/m2). La cota de nieve ha oscilado entre 1.200 y 1600 metros, por lo que en zonas altas toda esta precipitación ha sido en forma de nieve.


El manto es continuo por encima de unos 1.500 metros. Estas nevadas han venido acompañadas de fuertes vientos del noroeste y oeste. Las intensas ventiscas han removido intensamente la nieve reciente, barriéndola de zonas venteadas y acumulándola en lugares propicios situados a sotavento (orientaciones que van de norte a sudoeste en sentido horario), donde hay espesores considerables.


Se han formado numerosas placas de viento en esos ventisqueros, que localmente presentan anclajes precarios ya que asientan sobre estratos escasamente cohesionados. En las últimas jornadas se han registrado aludes, algunos de gran tamaño.


Para hoy viernes 12, según la predicción de la Aemet, en los ventisqueros de zonas altas cuyas orientaciones van de norte a sudeste en sentido horario predomina una situación de nieve venteada. El principal peligro estará ligado a la presencia de estas placas de viento, precariamente afianzadas en algunos lugares a pesar de su favorable evolución debido a la lluvia y la ausencia de fuertes heladas.


Estas placas todavía serán localmente sensibles a sobrecargas débiles, pudiendo desencadenarse aludes medianos (tamaño 2, capaces de arrastrar y sepultar a una persona) o incluso grandes en algunos lugares (tamaño 3, capaces de arrastrar y sepultar a un vehículo).


En el resto de las zonas hay nieve reciente, algunas placas de viento, y nieve húmeda, todo en rápida transición a ésta última. Las lluvias que caerán durante la madrugada, no muy cuantiosas, humedecerán la nieve y forzarán su evolución a nieve húmeda.


Pero las heladas débiles matinales y las temperaturas poco elevadas del resto de la jornada ayudarán a sujetar el manto, por lo que los aludes esperados por estos motivos serán pequeños (tamaño 1, con riesgo de caídas) o localmente medianos.


El sábado 13 y el domingo 14, dos días muy parecidos, se esperan intervalos de nubes medias y altas, con bancos de niebla en zonas cimeras, que apenas dejarán, si acaso, alguna precipitación débil. El viento, flojo o moderado, soplará de dirección variable, tendiendo el domingo a imponerse la componente sur. Temperaturas suaves sin apenas heladas.


Esto forzará la evolución del manto hacia una situación generalizada de nieve húmeda. Al amanecer el manto estará más asentado, con costra de rehielo superficial en zonas altas. Pero desde primeras horas de la mañana, sobre todo en solanas, aumentará el peligro por la salida espontánea de aludes de nieve húmeda, que principalmente a partir del mediodía es posible que puedan alcanzar un gran tamaño, e incluso llegar a ser de fondo.


Aunque las placas de viento se irán asentando, en zonas umbrías del entorno de las cimas es probable que persistan algunas con anclajes sensibles a fuertes sobrecargas, susceptibles de provocar aludes de tamaño pequeño o incluso mediano, según el pronóstico de la Agencia Estatal.


RECOMENDACIONES
Desde la Agencia de Seguridad y Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid ante este riesgo notable por peligro de aludes se recomienda evitar especialmente las laderas lisas, sin grandes rocas ni árboles, y caminar preferentemente por las partes más altas.


Ante un alud o una avalancha de nieve, se recomienda correr en sentido perpendicular a la línea de caída para salir de su trayectoria y, en caso de no ser posible, intentar nadar sobre la nieve.


Debido a estos riesgos, se aconseja a los menos expertos que se informen siempre previamente del tiempo y que acudan siempre acompañados a la montaña.