El Ayuntamiento de Santa Marta acondiciona las cubiertas del pabellón y del frontón municipal
La edil del área, Silvia González, visita las obras

El Ayuntamiento de Santa Marta acondiciona las cubiertas del pabellón y del frontón municipal

Se trata de una obra que tendrá un coste total de 13.700 euros
|

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes ha comenzado el arreglo de las cubiertas del pabellón municipal y del frontón cubierto. Se trata de una obra que tendrá un coste total de 13.700 euros y durante la que se solucionarán los problemas que se vienen produciendo por las continuas filtraciones, teniendo en cuenta que se trata de una infraestructura que cuenta con más de 30 años.


La edil del área, Silvia González, explica que “estamos inmersos en el acondicionamiento de estas dos cubiertas que, debido a las lluvias producidas en los últimos meses habían dado lugar a diversas filtraciones que convertían tanto el pabellón como el frontón cubierto en pistas donde se hacía complicado la práctica del deporte. Era necesario teniendo en cuenta especialmente que se trata de dos infraestructuras que son muy utilizadas por los aficionados, sobre todo en esta época en la que el tiempo no acompaña y se hace más complicado practicar estos deportes en pistas al aire libre”.


De este modo se realizará una reparación del techo y de la lima que lo recubre, para lo que se colocará una nueva tela asfáltica retirando la existente que se encontraba desgastada y permitía por tanto que se produjeran estas filtraciones.


La obra, que ya ha comenzado, está previsto que concluya en unos días siempre que el tiempo lo permita.

En otro orden de cosas, y para concluir el acondicionamiento del pabellón, se acaba de remodelar el nuevo mobiliario en la piscina climatizada. Por este motivo se han instalado cinco nuevas taquillas de tres módulos cada una cerradas con llave y fabricadas con un material especialmente resistente a la humedad propia de las piscinas y 17 bancos de acero inoxidable fenólico y de color gris, 14 de metro y medio y otros tres de un metro, también especialmente resistentes al agua y que cuentan con zapateros debajo para colocar el calzado. Todo ello se ha adecuado a las condiciones intentando aprovechar el espacio disponible.


Con estas dos remodelaciones quedas concluidos los arreglos del pabellón en esta última fase. Cabe recordar que hace unos días se acometía también remodelaciones en el hall de entrada para retirar la barra y la zona de botiquín, convirtiendo el espacio en una oficina con mayor número de metros, acristalada para permitir que los trabajadores municipales tengan un mayor control no solo de la entrada, sino de quién esté utilizando la pista. A ello se unió la renovación integral del vestuario de árbitros, que se alicataron y en los que se instaló un nuevo suelo, además de realizarse una renovación de la instalación eléctrica.