La vulneración de la normativa comunitaria en parques eólicos en Ourense y León llega a Europa

La vulneración de la normativa comunitaria en parques eólicos en Ourense y León llega a Europa

BNG alerta de que se sitúan en zonas de protección por su alto valor ambiental
|

La portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, ha denunciado en la Comisión Europea la preocupación sobre el proyecto de instalación de tres parques eólicos en la provincia de Ourense y parte de León por la compañía noruega Statkarft, que se sitúan en la cercanía de la Red Natura.


"Estamos viendo con preocupación que el afán desmesurado del gobierno por instalar parques eólicos sin control pone en riesgo zonas de gran valor medioambiental no solo en Ourense, sino en todo el país", censura.


Para el BNG el problema no solo radica en la gran potencia de los tres parques proyectados, --los ourensano de Rebordechao y Prada, así como Barjas (León)-- con un total de 450 megavatios, sino que los tres evacuarían la electricidad en la provincia de Ourense, mediante nuevas líneas de alta tensión de 220 KV construidas en una longitud de 76 kilómetros, aproximadamente, en zonas que precisan protección por su alto valor ambiental.


En concreto, los previstos en la provincia de Ourense se ubican en Zonas Especiales de Conservación (ZEC) Ancares-Courel y Macizo Central.


Miranda alerta de que estos parques, --igual que el proyectado en el Monte das Salgueiras, que afecta a los ayuntamientos de Ponteceso, Cabana de Bergantiños y Malpica--, se sitúan en zonas muy próximas a la Red Natura y en espacios susceptibles de ser incluidos en ese espacio de protección.


"No es lógico el impulso de estos parques en zonas naturales de alto valor sin tomar medidas para protegerlas, tal y como la Comisión le pidió en el mes de julio al Estado español", advierte.


Según denuncia a portavoz del Bloque en Europa, estas actuaciones "forman parte del plan de blanqueo de energías renovables que se pretende hacer sin participación pública e incumpliendo la normativa europea".


DIRECTIVA EUROPEA
Recuerda que la directiva europea sobre hábitats señala que cualquier plan o proyecto que pueda afectar de forma apreciable a un lugar Natura 2000, ya sea individualmente o en combinación con otros planes o proyectos, "tiene que someterse la una idónea evaluación de sus repercusiones en el lugar".


Tal y como recogen numerosas sentencias, apunta, es necesario tener en cuenta "los objetivos de conservación del lugar y la ineludible necesidad de integrar en la valoración la relación de la zona donde se ubica el parque eólico con su entorno inmediato".


En este sentido, Miranda recuerda que el Estado español "ya ha abierto un procedimiento de infracción por no cumplir las directrices comunitarias al no establecer objetivos de conservación suficientemente detallados y medidas de conservación cuantificadas para sus zonas especiales de conservación, que en el caso de Galicia es bajísimo".


PROYECTO
La portavoz del Bloque en Europa remarca que el parque de Rebordechao contaría con 28 aerogeneradores que afectarían a Laza, Maceda y Vilar de Barrio, mientras que el eólico de Prada tendría 31 aerogeneradores situados en A Veiga, Carballeda de Valdeorras y O Barco de Valdeorras.


Por su parte, el de Barjas (León) estaría ubicado en el Bierzo, y contaría con 22 aerogeneradores repartidos en Barjas, Oencia, Trabadelo y Vega de Valcarcede.