Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria llevarán a los tribunales la prohibición de la caza del lobo si el Gobierno no da marcha atrás

Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria llevarán a los tribunales la prohibición de la caza del lobo si el Gobierno no da marcha atrás

|

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, ha considerado un “absoluto sinsentido” la prohibición de la caza del lobo en toda España anunciada por el Gobierno central.  De este modo, asegura no entender cómo el Ministerio de Transición Ecológica toma una decisión “a espaldas” de las CCAA afectadas y sin sentarse con ellas, como son Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León.


Quiñones ha atacado duramente esta postura del Ejecutivo central que supone una “puñalada de muerte” a la ganadería extensiva y al medio rural, por lo que ha avanzado que defenderá los intereses del medio rural con “todas las armas” y acabarán en los tribunales si no se da marcha atrás y se vuelva a la “senda del consenso”. Cuatro comunidades “impactadas” ante esta “imposición”, pero en “absoluto acuerdo y en contacto desde el primer momento”, pese a los diferentes signos políticos de cada una de ellas, que están llevando a cabo un estudio jurídico para todas las comunidades para acudir a la vía jurídica si fuera necesario, como ha explicado el consejero.


Tras las declaraciones del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en contra de esta postura, Quiñones lo ha valorado como “la posición de la razón” y ha expuesto que en Castilla y León al sur del Duero se produce el 80% de los ataques y al norte, donde era especie cinegética, solo el 30% y se ha preguntado qué ocurrirá si al norte se establece el mismo régimen. Así, ha insistido en considerarlo un ataque al medio rural y a los ganaderos, base del medio rural de la Comunidad y critica que esta medida llegue desde “la imposición y no desde el diálogo”, pero con la esperanza de que no se llegue al fin que pretende la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.