Castilla y León busca la luz al final del túnel
Cribado en Portillo. Fotografía: ICAL

Castilla y León busca la luz al final del túnel

La incidencia acumulada sigue bajando desde Navidad pero la situación en los hospitales sigue siendo muy complicada en la Comunidad
|

Castilla y León sigue buscando la luz al final del túnel en esta tercera ola del coronavirus que continúa golpeando con fuerza a toda España en general y a nuestra Comunidad en particular aunque poco a poco la situación mejora.


El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, informaba el pasado viernes, 15 de enero, de las nuevas medidas en la Comunidad para contener el avance del virus. Entre ellas estaba el polémico adelanto del toque de queda a las 20.00, a la espera de lo que dictamine el Tribunal Supremo, la limitación de reuniones a un máximo de cuatro personas y el cierre perimetral de las nueve provincias de la región y la limitación a 25 personas, máximo un tercio del aforo en los lugares de culto.


Poco a poco estas nuevas medidas van dando resultado. Así lo demuestra la incidencia acumulada en la Comunidad. Este viernes se situaba en los 1.118 casos por 100.000 habitantes a los 14 días y en 433 por 100.000 habitantes en los últimos 7 cuando, por ejemplo, el 27 de enero la incidencia acumulada a 14 llegaba a los 1.417 casos y a la semana a 729. Se reduce notablemente.


Otro de los factores que apuntan a una mejoría clara en la Comunidad es el número reproductivo básico instantáneo, el promedio de personas que cada persona contagiada puede llegar a infectar. El 8 de enero ese número era de 1,70, es decir, un infectado podía llegar a contagiar a casi dos personas en Castilla y León por aquel entonces pero ahora ese número está por debajo de 1, concretamente en el 0,73.


Si bien es cierto que el drama de los contagios y los fallecidos por COVID-19 continúa. Este viernes se registraban 1.417 nuevos contagios y 35 muertes más por el virus y los hospitales continúan al borde del colapso con 1.895 pacientes en planta y 325 en UCI. Aún así parece que las medidas van dando resultado y que la mejoría es palpable desde Navidad.


ÁVILA


La incidencia acumulada a 14 días en Ávila llegaba, el 22 de enero, a los 1.352 casos por 100.000 habitantes mientras que ayer se situaba en los 809 casos. Si hablamos de la incidencia acumulada a 7 días, la provincia abulense pasa de los 704 casos del 19 de enero a los 280 de ayer. El número reproductivo básico se sitúa en 0,67.


BURGOS


La incidencia acumulada a 14 días en Burgos era el 25 de enero de 665 casos por 100.000 habitantes y se ha pasado a los 537 de ayer. Hablando de la incidencia a 7 días se ubicaba en los 354 casos por 100.000 habitantes el 23 de enero bajando a los 215 casos de ayer. El número reproductivo básico está en 0,77.




LEÓN


La incidencia acumulada en la provincia de León pasa re los 1.478 casos del 29 de enero, a 14 días, a los 1.255 registrados ayer por la Junta, por 100.000 habitantes. Y de los 780 a finales de enero, a la semana, a los 512 casos de ayer. El RT se sitúa en 0,79.


PALENCIA


En la provincia de Palencia la recuperación está siendo más lenta aunque también mejora sus datos pasando de los 2.293 casos por 100.000 habitantes y hablando de 14 días del 30 de enero a los 2.120 de ayer. A la semana pasa de los 1.181 casos del 1 de febrero a los 934 de este viernes. El número reproductivo básico se sitúa en 0,81.


SALAMANCA


Salamanca, como el resto de provincias, frena su curva de incidencia. Pasa de los 1.598 casos a 14 días y por 100.000 habitantes del 27 de enero a los 1.303 de ayer. A la semana mejora y llega a los 500 casos por 100.000 habitantes de este viernes 5 de febrero. El número reproductivo básico se queda en 0,73.


SEGOVIA


En Segovia, con un número reproductivo básico actual de 0,66, también podemos ver una gran mejoría. Se pasa de los 2.170 casos del 26 de enero a los 14 días a los 1.435 de ayer. Mientras que a la semana y por cada 100.000 habitantes reduce de los 1.198 casos del 20 de enero a los 507 de ayer.


SORIA


En la provincia de Soria se pasa de los 1.299 casos del 2 de febrero a los 1.271 de ayer, la mejoría es más leve pero también reduce sus casos a 14 días y por 100.00 habitantes. Mientras que a la semana pasa de los 674 casos del 31 de enero a los 638 de ayer. El número reproductivo se sitúa en 0,97.


VALLADOLID


Valladolid cuenta en la actualidad con el número reproductivo básico más bajo de las nueve provincias de Castilla y León para situarse en 0,63. En cuanto a la incidencia, a los 14 días, se situaba el 26 de enero en los 1.535 casos por 100.000 habitantes para pasar ayer a los 1.039. A la semana también reduce la cifra de los 794 casos a los 349.


ZAMORA


Por último, en Zamora, se reduce también la incidencia acumulada a 14 días que pasa de 1.145 el 27 de enero por cada 100.000 habitantes a los 841 de ayer. Y de los 628 casos a la semana por cada 100.000 habitantes a finales de enero a los 306 de ayer con un número reproductivo de 0,67.


Todas las provincias de Castilla y León mejoran su incidencia acumulada a 7 y 14 días y frenan la curva de esta tercera ola COVID.