Una mutua pagará una prótesis de última generación a un trabajador de Segovia tras la amputación de una pierna

Una mutua pagará una prótesis de última generación a un trabajador de Segovia tras la amputación de una pierna

|

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha condenado a la Mutua Fremap a reintegrar los 33.600 euros de coste de una prótesis de última generación a favor de un trabajador, E.G.P, que sufrió la amputación de una pierna en un accidente laboral.


La sentencia de la Sala de lo Social del TSJCyL, con sede en Burgos, falla a favor del trabajador, que ha estado representado por los Servicios Jurídicos de la Asociación El Defensor del Paciente, según informaron a Europa Press fuentes del colectivo.


E.G.P. sufrió un grave accidente laboral en Segovia el día 17 de junio de 2017 cuando contaba con 27 años. Fue traslado urgentemente a Valladolid, donde hubo que amputársele su pierna izquierda a nivel transfemoral tercio proximal. Posteriormente, recibió tratamiento médico por parte de la Mutua Fremap en su Centro Médico de Majalahonda (Madrid).


La mutua colocó una prótesis al afectado con el fin de recuperar su actividad normal. Era una prótesis obsoleta y barata--4.248 euros--que no aportó ningún beneficio al joven. La prótesis presentaba problemas de sujeción y espacialmente problemas de seguridad, dado que al caminar se desbloqueaba, con riesgo de caída, lo que hacía que E.G.P. no pudiera utilizarla con confianza.


Se intentaron por activa y por pasiva ajustes en la prótesis que no solucionaron la situación. En ningún momento, desde que le colocaron la prótesis, pudo abandonar el uso de las muletas.


Ante ello, el afectado acudió a la consulta privada el 24 de junio de 2018, sita en Barcelona, donde se le aconsejó el uso de "prótesis de última generación", y fue remitido a Ortotécnica Axis, S. L., donde se procedió al cambio de prótesis, en concreto una con encaje de fibra de carbono de contención isquiática y otra serie de mejoras respecto de la inicial.


Esta prótesis actual mejora de forma clara la calidad de vida del trabajador pues puede controlar la velocidad y condición del paso, permite estabilidad y fiabilidad, incluso en situaciones concretas como es caminar lento o rápido, salvar pendientes, bajar escaleras alternando las piernas, y todo ello acompañado de las piezas precisas.


Esta prótesis satisface todas las posibilidades funcionales que el afectado puede llegar a desarrollar en todos los ámbitos de vida, pero la Mutua Fremap se negó a cubrir el coste de dicha prótesis que ascendía a 33.600 Euros.


Sin embargo, la sentencia, además de reconocr el derecho de E.G.P. al reintegro del coste ocasionado por la prótesis, destaca la posición privilegiada de los trabajadores respecto del principio de reparación íntegra del daño sufrido con motivo de accidentes laborales.


Se reconoce en la sentencia que la prótesis de última generación que porta el afectado en la actualidad es la más adecuada a sus dolencias pues le permite "satisfacer todas las posibilidades funcionales que el actor puede llegar a desarrollar en todos los ámbitos de vida".


Carmen Flores, presidenta de 'El Defensor del Paciente', ha mostrado su satisfacción por el hecho de que los jueces se pronuncien en casos como este a favor de los pacientes, "defendiendo y protegiendo los derechos de los mismos, que, indefensos, no solo tienen que lidiar con las limitaciones que les imponen sus patologías sino que además, en ocasiones, como le pasó a este joven, tienen que buscar ellos mismos un tratamiento que cubra sus necesidades".


La defensa del caso ha sido tramitada por el letrado Santiago Díez Martínez, de SDS Legal, especialistas en Derecho sanitario y adscrito a los Servicios Jurídicos de la Asociación 'El Defensor del Paciente'.