Los menores de seis años viajarán gratis desde este miércoles en el autobús urbano de Salamanca

Los menores de seis años viajarán gratis desde este miércoles en el autobús urbano de Salamanca

|

Los menores de seis años viajarán gratis desde este miércoles en el autobús urbano de Salamanca y los usuarios que esperen en una parada compartida por dos o más líneas tendrán que levantar la mano cuando se acerque el vehículo para evitar paradas "innecesarias" de buses a los que no vaya a subir o bajar nadie en ese punto.


Así lo contempla, entre otras novedades, el Reglamento del Servicio Público de Transporte Urbano de Personas Usuarias del Autobús de Salamanca, que entrará en vigor este miércoles, una vez que han transcurrido 15 días hábiles desde su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia.


Se trata de un documento, aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Salamanca, que regula, a través de sus 33 artículos, los derechos y las obligaciones de los usuarios del transporte urbano.


Entre las principales novedades que recoge este reglamento, además de la gratuidad del servicio para niños menores de seis años, está la creación del servicio de paradas a demanda, en las ubicaciones establecidas por la Policía Local, dirigido a mujeres, menores de edad, mayores de 65 años y personas con discapacidad en el autobús nocturno, una iniciativa que se pondrá en marcha con el restablecimiento del mismo, actualmente sin funcionamiento, como consecuencia del toque de queda.


DERECHOS


Entre los derechos de los usuarios que se regulan con este documento se incluye la utilización preferente de asientos señalizados para personas con movilidad reducida, mujeres embarazadas y personas mayores, por lo que si un pasajero que no reúne estos requisitos utiliza uno de estos asientos, deberá cederlo cuando otra persona que sí los cumpla lo requiera.


Los padres podrán acceder al autobús con sus hijos menores de tres años en coches o sillas abiertos. En caso de que los menores no estén en el interior de coches y sillas, éstos deberán permanecer plegados.


Las personas con movilidad reducida usuarias de sillas de ruedas gozarán de preferencia para ubicarse en la zona del autobús habilitada a tales efectos, aun cuando accedan al mismo con posterioridad a quienes porten coches o sillas abiertas.


En los autobuses urbanos serán aceptados los perros guía, de asistencia y de seguridad debidamente identificados, que viajarán junto a dueño. Además, se podrán transportar pequeños animales domésticos, "siempre en receptáculos idóneos y evitando molestias o peligros para el resto de usuarios".


Los usuarios podrán acceder al bus con objetos o bultos de mano que no supongan molestias o peligros y que no entorpezcan el acceso o el desplazamiento en el vehículo, ha apuntado el consistorio salmantino.


Los usuarios que dispongan de una tarjeta de transporte defectuosa, por causas no imputables a una incorrecta utilización, la empresa concesionaria procederá a su cambio, y el cambio de tarjeta será sin coste durante el periodo de garantía de dos años desde su adquisición.


OBLIGACIONES


Tal y como recoge el reglamento, los usuarios deberán portar un título válido de transporte, ya sea en su soporte físico o digital, y tendrán que conservarlo hasta el final del trayecto "en buen estado y legible". Carecer del billete puede suponer una multa de hasta 100 euros y la expulsión del vehículo.


Los usuarios que abonen el pasaje ordinario en metálico "procurarán disponer del importe exacto" y, en todo caso, no podrán pagar con billetes de más de diez euros. La utilización de tarjeta permite realizar un transbordo gratuito a otra línea dentro de los 45 minutos siguientes a la primera validación.


También, los usuarios "deberán reunir las condiciones mínimas de sanidad e higiene necesarias para evitar cualquier riesgo o incomodidad para el resto de pasajeros y deberán guardar un comportamiento cívico en el interior del autobús, respetando además la integridad del vehículo".


En este sentido, tal y como ha reseñado el Ayuntamiento de Salamanca tras la aprobación del reglamento, "no se permitirá el acceso a personas con signos de embriaguez o bajo los efectos de sustancias estupefacientes".


Es obligación de los pasajeros, en las paradas que compartan dos o más líneas de autobús, realizar una señal al conductor que se aproxime y que corresponda con la línea que desea tomar, para evitar así "paradas innecesarias" de los vehículos y optimizarel ritmo de las frecuencias.


La recogida y salida de personas fuera de las paradas señalizadas está prohibida, así como también distraer al conductor; fumar, comer o beber, excepto agua, en el interior del vehículo; distribuir publicidad; realizar espectáculos musicales o teatrales; vender bienes o servicios o ejercer la mendicidad, entre otras medidas.


Tampoco está permitida la utilización de radios o de aparatos de reproducción de imagen y sonido que puedan ocasionar molestias al resto de usuarios; así como manipular la apertura o cierre de las puertas del autobús y cualquier otro mecanismo del vehículo reservado al personal de la empresa concesionaria.