La cepa británica puede tener "cierta influencia" en la mayor incidencia de la tercera ola en los jóvenes
Rubén Cacho ICAL. El coordinador de las Ucis de Castilla y León, Dr. Blanco Varela

La cepa británica puede tener "cierta influencia" en la mayor incidencia de la tercera ola en los jóvenes

|

El coordinador de las UCIS en Castilla y León, Jesús Blanco Varela, ha insistido en la mayor incidencia de la tercera ola en jóvenes, prioritariamente por su conducta social, personal y familiar, aunque también ha apuntado de la posibilidad de que la cepa británica tenga “cierta influencia” en ese descenso de la edad media de pacientes.


En cambio, ha destacado el aumento de enfermos de cuidados intensivos de la franja de los 50-60 años, que suponen casi un 30%, mientras en otras fases eran muy pocos. El doctor Blanco Varela ha subrayado que aunque hay casos de personas de 20 años en las UCI, “no es el núcleo esencial, no es el mayor problema”, pero sí se ha dirigido a los jóvenes para alertarles de que pueden ser los causantes de que todos los otros grupos de edad estén en cuidados intensivos, porque son “potenciales transmisores” de la enfermedad.


Como ha explicado el coordinador de las UCI, la situación es “extremadamente preocupante”. El 85% de los pacientes actualmente están intubados y sometidos a ventilación mecánica. En cuanto al perfil en esta tercera ola de ingresos, los varones tienen tres veces más posibilidades de ingreso hospitalario que las mujeres, en concreto, tres cuartas partes son varones y más jóvenes que en otras olas.


Además, ha insistido en que “nadie está libre de enfermar gravemente. No es necesario estar enfermo previamente y ser mayor para ser llevado a la UCI y someterse a terapias extraordinariamente agresivas”, y ha subrayado la importancia de adherirse a las normas marcadas por las autoridades sanitarias.


En estos momentos, en las unidades de críticos de Castilla y León hay 320 pacientes, entre ellos de 20 años de edad, algo que no se había visto en la primera ola, con una media de edad de 64,8 años y una distribución de los pacientes de menor edad que es la siguiente: 4 pacientes menores de 40 años; 15 entre 40 y 49, y 60 entre 50 y 59 años.


En cuanto a la mortalidad, el 25-30% pacientes fallecen en la UCI por esta enfermedad. Según ha expuesto el doctor Blanco Varela, la mortalidad es más baja que en olas anteriores, probablemente debido a la mejor organización del sistema sanitario en todos los aspectos y los “pequeños avances” en el tratamiento.