La Junta exige al Gobierno un plan de choque ante la tercera ola para mantener a las empresas viables
El viceconsejero de Empleo en Castilla y León, David Martín

La Junta exige al Gobierno un plan de choque ante la tercera ola para mantener a las empresas viables

En ese contexto de la extensión del coronavirus, el representante de la Junta recuerda que la primera ola, entre febrero y mayo de 2020, se llevó por delante 26.569 empleos
|

El viceconsejero de Empleo en Castilla y León, David Martín, ha lamentado el nuevo revés sufrido por el empleo en la Comunidad, fundamentalmente debido a los efectos de la pandemia, y ha exigido al Gobierno central la puesta en marcha de un Plan de Choque que coordine a todas los territorios y una "dotación suficiente" para que las empresas viables puedan aguantar hasta el final de la crisis.


En su análisis de los datos relativos a enero, David Martín, en declaraciones a Europa Press, explica que el mes pasado siempre se caracteriza por una contracción del empleo y que en esta ocasión esa tendencia se ha visto agravada, "desgraciadamente", por los efectos de la tercena ola de la pandemia que ha llevado a adoptar medidas restrictivas de movilidad que han afectado al consumo y la actividad económica.


En ese contexto de la extensión del coronavirus, el representante de la Junta recuerda que la primera ola, entre febrero y mayo de 2020, se llevó por delante 26.569 empleos y que tras una fase valle, de junio a septiembre del pasado año, con la recuperación de 17.000 puestos de trabajo, la tendencia negativa ha vuelto con una segunda y una tercera ola, de agosto de 2020 a enero del presente año, con otros 20.519 puestos de trabajo perdidos.


Precisa que ese aumento del desempleo en Castilla y León, de un tres por ciento respecto de diciembre y del 20 por ciento en términos interanuales, se produce en todas las provincias pero de un modo significativo en Valladolid, Soria, Burgos y Zamora, así como en el sector servicios, que aglutina el 84 por ciento de los nuevos parados en enero.


De forma paralela al incremento del desempleo se produce una disminución de la afiliación a la Seguridad Social, de 12.000 personas, de ahí el llamamiento de David Martín a la responsabilidad individual de todos los ciudadanos para frenar cuanto antes la transmisión comunitaria por coronavirus, "ya que la reactivación económica depende de ello".


Por eso, además de demandar al Gobierno vacunas para poder inmunizar a la población, el viceconsejero de Empleo ha reiterado su petición al Gobierno para la puesta en marcha de un Plan de Choque que coordine a todas las CCAA y la implementación de fondos suficientes para lograr la pervivencia de las empresas viables.