Seis meses de restricciones y más de 2.000 denuncias en León capital

Seis meses de restricciones y más de 2.000 denuncias en León capital

​La sanciones de la Policía Local de León por no llevar mascarilla en León alcanzan las 1.407, las denuncias a establecimientos suman 172, y los incumplimientos del toque de queda superan los 450
|

Elena F. Gordón 


La aplicación del decreto que estable el régimen sancionador específico de las medidas de prevención y contención sanitarias para afrontar la situación de crisis ocasionada por el COVID-19 en Castilla y León ha supuesto en la capital leonesa, en el caso de la actividad que corresponde a la Policía Local, la imposición de 1.407 multas, de las que hasta el momento se han cobrado 308 y sobre las que se sigue un procedimiento administrativo común.


Al margen de este tipo de sanciones, los agentes también han formulado en los seis meses de vigencia del decreto un total de 172 denuncias a establecimientos, principalmente vinculados al sector de la hostelería, de las que 136 son leves, 29 graves y siete muy graves. En el primer caso, corresponden a infracciones como el exceso de aforo, ruidos, recepción de clientes fuera de horario, incumplimiento del horario especial de cierre, colocación de veladores sin autorización o mantenerlos apilados frente a la fachada sin permiso o incumplir las medidas sanitarias.


Las infracciones graves responden al ejercicio de una actividad no autorizada, como apertura en el interior de los locales, incumplimiento del aforo, exceso en el número de veladores permitidos y actividad musical no autorizada y las calificadas como muy graves tuvieron como origen la instalación de veladores (con incumplimiento de la correspondiente Ordenanza) sin permiso. El jefe de la Policía Municipal, Ángel Ordás Morán, recuerda al respecto que muchas de las denuncias formuladas se encuentran actualmente en proceso de validación, por lo que, lo datos aportados son aproximados.


En lo que se refiere a las denuncias por infracciones que atañen a la limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno; es decir, el toque de queda, los policías locales de León suman un total de 453 denuncias desde que se estableció esa restricción a la movilidad.


Alta responsabilidad


El alcalde de León, José Antonio Diez, considera que de los datos de las sanciones impuestas por los agentes municipales hasta la fecha se desprende que el cumplimiento de la normativa y las limitaciones vigentes ha sido “altísima y tan solo unos pocos no las han cumplido”. Las cifras, añade, reflejan la “responsabilidad y compromiso” demostrada hasta la fecha por los vecinos de la ciudad.


Ese respeto que Diez califica como “muy mayoritario” en lo que atañe a las imposiciones vinculadas a la pandemia también lo extiende a los establecimientos hosteleros, ya que detalla que del total de sanciones buena parte corresponde a negocios que son reincidentes. Se trata, dice, de “recintos que han incurrido de una manera muy continuada” en acciones sancionables y sobre los que, recuerda, el Ayuntamiento se ve impedido para, por ejemplo, poder proceder a su cierre, dado que se trata de una competencia que corresponde principalmente a la administración autonómica.