La Gerencia de Atención Primaria se plantea hacer un cribado masivo a toda la ciudad de León en el Palacio de Exposiciones
Campillo / ICAL . La Gerencia de Atención Primaria de León hace un cribado de test de antígenos de segunda generación a la población de la zona básica de salud de La Palomera

La Gerencia de Atención Primaria se plantea hacer un cribado masivo a toda la ciudad de León en el Palacio de Exposiciones

|

Miriam Badiola / ICAL

El gerente de Atención Primaria de León, José Pedro Fernández, aseguró este sábado que la Gerencia se plantea hacer un cribado masivo con test de antígenos de segunda generación al conjunto de la ciudad de León, que podría desarrollarse en el Palacio de Exposiciones, en este momento en el que “parece que se incrementa el índice de incidencia”.


Así lo afirmó durante su presencia en el cribado masivo que se desarrolla a lo largo del día de hoy en la Zona Básica de Salud de La Palomera, con una afluencia "francamente extraordinaria”, de forma que aproximadamente dos horas de iniciarse ya habían acudido al Pabellón de La Torre más de 2.000 personas, con “una cifra de positivos un poco superior al uno por ciento”.


Una Zona Básica de Salud que repite cribado después de que el pasado sábado, 16 de enero, la Gerencia decidiera ampliar el que se llevaba a cabo a la comunidad universitaria y que tiene una segunda jornada debido a que “aquel día se tuvo que ir mucha gente sin poder hacérselo y nos habíamos comprometido”.

En cuanto a los futuros cribados que desarrollará la Gerencia de Atención Primaria, José Pedro Fernández apuntó que seguramente la próxima semana se hagan minicribados en Astorga, desde los propios centros de salud, aunque “se evaluarán nuevos sitios a partir de lunes”, entre los que “seguramente se encuentren zonas como Valderas, que sí lo exigen”.


Viva la Pepa”

“La gente no puede pensar al salir de estos cribados, como es negativa, que viva la Pepa, sino que tiene que seguir pensando que pude ser positivo y que tiene que tener cuidado”, advirtió este sábado el gerente de Atención Primaria de León.


José Pedro Fernández se mostró preocupado “por las ocupaciones de las UCIS, que están en una situación desbocada” y agradeció la labor de los sanitarios, “que lo están dando todo”, al tiempo que lamentó que “lo que está fallando es el motor de la sociedad, porque la gente tiene que ser responsable y procurar quedarse en casa en la medida de lo posible”.


En este sentido, insistió en “la prudencia” a pesar de ser negativo en un test de antígenos, ya que “solo detecta los positivos asintomáticos”, mientras que “tiene una parte invisible que pueden pasar cinco días hasta que se positiviza”, lo que hace que “aunque en ese momento la gente sea negativo hay personas que seguro que van a ser positivo”.